El FAD celebra al Tàpies escritor en su 85º aniversario

Frente a más de 500 personas, en la sala del Fomento de las Artes y del Diseño (FAD) llena hasta la bandera, Antoni Tàpies recibió ayer las felicitaciones del mundo del arte por su 85º aniversario. El FAD celebró la efeméride con la publicación del libro Tàpies escriu, promovido por el poeta Jordi Carrió, el arquitecto Marc Cuixart y el diseñador Enric Satué, a partir de la convicción del escritor Sam Abrams de que Tàpies no sólo es un gran pintor, sino también un excelente escritor. "Puede que exageren. Estoy muy sorprendido, no pensaba que viniera tanta gente", aseguró Tàpies, muy emocionado por la avalancha de cumplidos. "Quiero que llegue el verano para irme a pintar al Montseny", indicó el artista, al que no le gusta pintar con frío, según afirmó en varias ocasiones.

El corte festivo y emotivo de la celebración hizo que desde el principio saltara el guión. Empezó el actor Jordi Boixaderas, quien leyó unos textos de Tàpies. Después hablaron la presidenta del FAD, Beth Galí; Sam Abrams, y el delegado de Cultura del Ayuntamiento, Jordi Martí, quien recordó un encuentro reciente con Tàpies, en el cual el artista pidió al alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, "más proximidad y atención para los artistas". Manuel Borja-Villel, actual director del Museo Reina Sofía de Madrid, que empezó su carrera como jefe de exposiciones de la Fundación Tàpies, glosó su relación con el pintor con humor y cariño, destacó su compromiso político y le definió como "un artista profundamente europeo, heredero de Mallarmé y Artaud". "Tàpies no es un escritor ni un pintor, Tàpies pinta y escribe", aseguró Borja-Villel. En línea con el reconocimiento internacional del homenajeado, el acto se retransmitió en directo a través de la web del FAD, por iniciativa del cineasta Pere Portabella. Además durante todo el día en el FAD se mantuvo abierto una especie de fotomatón donde todo el que quiso pudo dejar constancia de su admiración y afecto para el que muchos consideran su maestro. Entre éstos, Jordi Benito, recientemente fallecido, quien -según recordó Beth Galí- nunca habría sido artista si no hubiese conocido a Tàpies.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS