Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro ex ediles del GIL logran el tercer grado a los 21 días

Los ex ediles marbellíes del Grupo Independiente Liberal (GIL) Tomás Reñones, Alberto García Muñoz, José Luis Troyano y José Luis Fernández Garrosa salieron ayer de la prisión de Alhaurín de la Torre (Málaga) tras obtener el tercer grado penitenciario apenas tres semanas después de ingresar en la cárcel.

Los cuatro concejales habían sido condenados a nueve meses de reclusión por prevaricación urbanística en el llamado caso Algabamar II, por la concesión de una licencia contraria al planeamiento para la construcción de 250 viviendas.

Al tratarse de su primera condena y al ser ésta inferior a un año, los ex ediles han permanecido en prisión el tiempo imprescindible para que la junta de tratamiento realizara su evaluación para obtener el tercer grado.

Los cuatro concejales pactaron con la Fiscalía una reducción de condenas a cambio de conformarse con la pena solicitada por el Ministerio Público. Esto permitiría considerar como conexas las decenas de causas por prevaricación urbanística que pesan sobre los ediles, quienes sólo cumplirían el triple de la pena máxima que se les impusiera. El máximo son 27 meses, la suma de tres condenas de nueve meses.

En vez de esperar a que se produzcan las tres sentencias, los ediles han empezado a cumplir la primera condena, en semilibertad. Cuando se juzgue el segundo caso, para el que todavía no hay fecha, es más que probable que puedan cumplirla de la misma forma. El pacto recogía que la pena no podía ser sustituida por multa, pero no decía nada de beneficios penitenciarios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de diciembre de 2008