Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:DESDE EL PARQUÉ | Mercados

Crece el miedo a la recesión

La amenaza de una profunda recesión, avalada esta vez por la revisión a la baja de las perspectivas económicas por parte del BCE, ha vuelto a marcar la trayectoria de los mercados de valores. Los inversores han entrado en una fase de creciente desconfianza debido al giro que, en sólo tres meses, han dado los acontecimientos y la perspectiva sobre la economía.

Los mercados de valores europeos han capitaneado los recortes, que llegaron a ser de más del 5% en algunas plazas, ante la radical decisión del hasta ahora "muy conservador" BCE. Para los inversores, la ruptura de esa línea de moderación que siempre había mostrado el BCE indica que las cosas están muy mal y se pueden poner mucho peor.

El Ibex 35 cayó el 3,90% para cerrar por debajo de los 8.500 puntos, con lo que en el conjunto de la semana pierde el 4,71% y entra de nuevo en una fase de creciente incertidumbre.

La apertura de los mercados europeos fue relativamente moderada, pero los datos de empleo de Estados Unidos del mes de noviembre, con una pérdida de 533.000 puestos de trabajo -el peor dato en 24 años- y la subida de la tasa de paro hasta el 6,7%, dos décimas más que en octubre, provocaron una estampida que apenas respetó sectores o valores.

Las escasas referencias externas que recibieron los mercados de renta variable en esta sesión no sirvieron más que para confirmar los temores de los inversores. El precio del barril de petróleo cayó por debajo de los 40 dólares en el mercado de Londres, y en Nueva York se situaba en torno a 41,60 dólares, debido a las crecientes expectativas de que el consumo caiga con fuerza a corto y medio plazo.

Los mercados europeos de renta fija están reaccionando despacio ante los últimos movimientos de los tipos de interés, pero en Estados Unidos la rentabilidad del bono a 10 años ha pasado del 2,93% del pasado viernes al 2,59% que mostraba ayer a media sesión.

La contratación en el Mercado Continuo volvió a descender, hasta situarse en 2.507,63 millones de euros, con 2.125,38 millones negociados en operaciones del "mercado abierto".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de diciembre de 2008