_
_
_
_

La UE promociona la intermodalidad en Valencia

El puerto acercará el programa Marco Polo II a la empresa

Miquel Alberola

La Comunidad Valenciana tiene una tasa de vehículos pesados del 13,25%, mientras que su peso poblacional ronda el 11%. La proporción arroja una idea del extraordinario peso que tiene el transporte rodado en el territorio y, dados el carácter exportador de la economía valenciana y la creciente llegada de productos asiáticos al puerto de Valencia, su impacto en las carreteras europeas.

En función de esa realidad, el puerto de Valencia asumió ayer el papel de dinamizador entre las empresas y consignatarias para que puedan acogerse al programa europeo Marco Polo II, que con un fondo de 450 millones de euros hasta 2013 trata de impulsar proyectos que permitan descongestionar las carreteras y transferir tráfico de mercancías desde las carreteras a las líneas de ferrocarril y al transporte marítimo de corta distancia.

El presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Rafael Aznar, subrayó la disposición de la infraestructura a "actuar de locomotora" en este programa cuyo objetivo, según expuso el director de la Agencia Ejecutiva de Competitividad e Innovación (AECI) de la Unión Europea, Patrick Lambert, es "descongestionar las carreteras y transferir 20 billones de toneladas-kilómetro al año al ferrocarril o el cabotaje de corta distancia".

Lambert puso énfasis en los impactos producidos por el transporte por carretera (contaminación, congestión, retrasos, accidentes), cuyo coste representa el 1% del PIB europeo, y fundamentó en ello la exigencia de lograr esa intermodalidad. Asimismo, se mostró convencido de que el puerto de Valencia, por su dinamismo, "estará participando en convocatorias futuras con proyectos de calidad" de este programa.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Miquel Alberola
Forma parte de la redacción de EL PAÍS desde 1995, en la que, entre otros cometidos, ha sido corresponsal en el Congreso de los Diputados, el Senado y la Casa del Rey en los años de congestión institucional y moción de censura. Fue delegado del periódico en la Comunidad Valenciana y, antes, subdirector del semanario El Temps.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_