Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Diseño

Una botella = un bolso

Imagínense: cada vez que beben una botella de agua de plástico -y la reciclan- sirve para hacer un tejido que acaba siendo un bolso, una mochila, unas zapatillas o un trolley y con todos ellos viajar al fin del mundo sin que se resientan. La idea se le ha ocurrido a la marca Fun&basics que para algo ha ampliado su departamento de I+D+i del que ha salido este tejido tecnológico al que han llamado Ecoalf, a partir del reciclado de botellas de plástico PET y libres de PVC. Este tejido 100% reciclado es además 100% reciclable. Sus propiedades son: alta flexibilidad; resistencia al desgaste y a temperaturas extremas; impermeable; suave al tacto; no tóxico de tal forma que no pasa nada cuando entre en contacto con la piel, y ligero de peso (135 gramos por un metro cuadrado de tela). La traducción en números es: 70 botellas de plástico de 75 centilitros da lugar a un ancho de 147 centímetros de tela. Esta colección de viaje saldrá a la venta a principios de 2009 (www.funbasics.com).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de diciembre de 2008