Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El cáncer ya retrocede en EE UU

El número de diagnósticos baja un 0,8% cada año, y las muertes, un 1,8%

La incidencia del cáncer ha estado disminuyendo en EE UU en los últimos años y, según algunos científicos, es la primera vez que se documenta un descenso tan generalizado. El número de casos diagnosticados ha descendido una media de un 0,8% anual entre 1999 y 2005, el último año para el que se dispone de datos, según el informe anual del Instituto Nacional del Cáncer, la Sociedad Estadounidense del Cáncer y otras organizaciones científicas.

El informe señala igualmente que los casos de muerte por cáncer también siguen disminuyendo, una tendencia que se inició hace 15 años. "Esta reducción constante nos hace pensar aún más que vamos por buen camino", dice John E. Niederhuber, director del Instituto Nacional del Cáncer. "No es ya un suceso puntual y pasajero".

Los investigadores se plantean por qué no disminuyen algunos tumores

La mortalidad por cáncer se ha reducido una media de un 1,8% al año entre 2002 y 2005. Aunque el informe del año pasado afirmaba que el porcentaje de muertes había caído una media del 2,1% al año entre 2002 y 2004, un modesto 1% en 2005 ha hecho que baje la media para todo el periodo.

El descenso se debe principalmente a la reducción en los casos de muerte por ciertos tipos de cánceres habituales, incluidos el de próstata y pulmón en los hombres, el de mama en mujeres y el de colon en ambos sexos. El informe atribuye este descenso a la adopción de estilos de vida más saludables y a la mejora en los diagnósticos, así como a los avances en los tratamientos.

La caída en el número de casos anuales es más difícil de interpretar. Los expertos afirman que los datos pueden indicar un auténtico descenso en la incidencia de algunos tipos de tumores. Otra posibilidad es que la disminución sea un reflejo de prácticas diagnósticas incoherentes por las que algunos cánceres que solían detectarse queden ahora sin diagnosticar.

"Estoy convencida de que es una buena señal", afirma Christine Eheman, jefa de la sección de vigilancia del cáncer de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. "Pero debemos ser cautos y no pensar que, en cierto modo, hemos vencido a la enfermedad. Debemos seguir haciendo lo que sabemos que funciona y, además, averiguar por qué algunos tipos de cáncer no disminuyen en ciertas poblaciones".

El informe señala también que algunos cánceres se han hecho más frecuentes. Entre los hombres, ha aumentado la incidencia de los de hígado, riñón y esófago, así como el melanoma y el mieloma múltiple. En las mujeres, han aumentado los de pulmón, tiroides, páncreas, cerebral, del sistema nervioso, de vejiga, y el melanoma.

La incidencia del cáncer de pulmón ha estado disminuyendo entre los hombres desde hace muchos años, pero ha estado aumentando entre las mujeres, aunque, según el informe, este crecimiento se está ralentizando.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de diciembre de 2008