Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El futuro de las cajas vascas

CC OO cree que no se volverá a presentar a corto plazo otra oportunidad de unión

CC OO de Euskadi lamentó ayer en un comunicado que el proyecto de fusión entre BBK y Kutxa haya sucumbido a "las tensiones políticas y a los intereses electorales". "Se ha perdido una gran oportunidad que no se volverá a presentar en el futuro próximo", aseguró. El sindicato aportó sus votos en las asambleas de Kutxa y BBK para lograr la fusión. Negoció con el PNV y con las dos entidades financieras un acuerdo laboral al que posteriormente se sumó el sindicato Pixkanaka en Kutxa. Sus votos daban mayoría suficiente en BBK, pero no en Kutxa, donde se necesitaba sumar a otros.

CC OO considera que el resultado de la votación de la asamblea general de Kutxa en contra de su fusión con BBK constituye "una mala noticia para la economía y la sociedad vasca y para la plantilla" de las dos entidades. En su opinión, se demuestra, "una vez más, lo complicado de hacer avanzar proyectos estratégicos para la sociedad mientras sigan primando exclusivamente intereses de partido".

"Esperemos que el proyecto no se vea acuciado por la economía"

Para CC OO, avanzar en la integración de la vizcaína BBK y la guipuzcoana Kutxa era "un paso fundamental" y "no obstaculizaba" una futura fusión con la alavesa Caja Vital. El sindicato sostiene que no será fácil que esta oportunidad perdida se vuelva a presentar en "el próximo futuro, al contrario de lo que algunos de los que se han opuesto a la fusión plantean alegremente". Y resalta "la paradoja de que quienes han bloqueado durante tres años la fusión a tres, han torpedeado la fusión a dos, en aras a esa fusión a tres que ellos mismos impiden".

"Esperemos que el proyecto no se vea acuciado por los efectos de la evolución de la situación económica y se tenga que abordar en peores condiciones", señalaron desde la central en clara referencia al deterioro diario de la economía.

CC OO también criticó la actitud del sindicalismo nacionalista ante el proyecto. Según dijo, "su empeño en dividir a la plantilla de las dos cajas en función del lugar de trabajo ha puesto su granito de arena para abortar un acuerdo que daba estabilidad y seguridad a las plantillas".

Finalmente, el sindicato advirtió de que los acuerdos sociolaborales que firmaron en este proceso de fusión fallido serán "un referente para cualquier intento futuro, sobre cuya cercanía, como decimos, somos enormemente escépticos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de diciembre de 2008