Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maragall riñe a ERC e ICV por protestar contra la ley de educación

El consejero de Educación, Ernest Maragall, cuestionó ayer la presencia de los dos socios del Gobierno catalán, Esquerra Republicana e Iniciativa per Catalunya, en la manifestación que se celebrará hoy en Barcelona para protestar contra el proyecto de ley de educación. Maragall consideró que la participación de ambos partidos "restará presencia" a la comunidad educativa, que es la que ha convocado la concentración en el parque de la Ciutadella, delante del Parlament. Maragall se mostró dispuesto a dialogar con los sindicatos de enseñanza e incluso admitió que algunas de las enmiendas que han presentado son "aceptables" y otras "deberán estudiarse".

Convergència i Unió y el Partido Popular no fueron tan comprensivos con la asistencia a la manifestación de los dos socios de José Montilla. El convergente Artur Mas, en su discurso ante el consejo nacional, se refirió a la "falta de unidad" del tripartito de izquierdas, primero presentando por separado el balance de la primera mitad de legislatura y después "acudiendo a manifestaciones en contra del Gobierno del que forman parte". "En política son mejores las parejas que los tríos", ironizó Mas, quien añadió: "Si cotizase en Bolsa, nuestro valor no estaría demasiado bien".

También el democristiano Josep Maria Pelegrí consideró "irresponsable e inmadura" la actitud de Esquerra e Iniciativa, por lo que reclamó a Montilla que "ponga orden" en su Gobierno. "Nos encontramos ante un Ejecutivo roto y dividido en un tiempo de crisis como éste, ¿y qué imagen puede generar un Gobierno que, en temas tan fundamentales como la educación, no ha sido capaz de conseguir una posición unitaria?", se preguntó.

Enric Miralles, coordinador de Esquerra Unida i Alternativa, arremetió de nuevo contra el proyecto de ley por considerar que "mantiene la doble red educativa, la pública y la privada concertada, lo que significa normalizar la segregación de personas por razón de su clase social, sexo y origen". Miralles lamentó que Maragall haya cedido "a CiU y a la Iglesia católica".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 30 de noviembre de 2008