Apuntes

El 20% de alumnos ya son chinos

Un máster en Valencia anticipa el desembarco de estudiantes asiáticos

Imagínese matricularse en un máster en Valencia con un máximo de 25 personas y que un su clase haya un 20% de estudiantes chinos. Esto es ya una realidad en el Máster en Desarrollo, Instituciones e Integración Económica de la Universitat de València en el que este curso se han matriculado cinco jóvenes de este país.

Este posgrado oficial, impartido por el departamento de Análisis Económico, siempre se ha caracterizado por acoger un auténtico crisol de estudiantes (hasta 11 nacionalidades), pero no deja de sorprender que, en esta ocasión, lo cursen cinco alumnos de China y que solo dos se conocieran. Pero, ¿por qué España?, ¿por qué Valencia?, ¿y por qué un máster de formación económica destinado a formar expertos en desarrollo?

"Cada vez seremos más. Mi país está abriéndose al exterior"

Más información

"Yo trabajaba en un banco en Shanghai y tenía muchos clientes latinoamericanos y españoles, así que decidí venir a España porque su idioma está comenzando a ser muy importante para nuestro país", comenta la joven Zhou Wei.

De la importancia del español, todos dan cuenta. Cuatro de los cinco estudiantes proceden de Shanghai, la ciudad más poblada de China (más de 18 millones de habitantes) y uno de los centros financieros más importantes del mundo, y allí todos conocen bancos, tiendas de ropa y cadenas de supermercados españoles.

A esto se une que los padres de los chavales (cuatro son hijos únicos) quieren que sean competentes en lenguas y que conozcan mundo: "Nacieron después de la Segunda Guerra Mundial y la mayoría de nuestros padres son trabajadores de clase media que han ahorrado y desean que sepamos qué hay fuera de China", dice la avispada Zhang Yan, que imparte clases de chino para sacarse un dinero extra.

Ella es la que más tiempo lleva aquí, más de dos años, pero todos viven en España desde hace al menos uno. Algunos han probado otras ciudades, como Madrid, Barcelona o Alicante, pero finalmente se decantaron por Valencia, porque es la más económica y la que acoge un menor número de extranjeros, algo fundamental cuando se quiere realmente aprender una lengua. Por eso, casi todos comparten pisos con otros españoles.

¿Y por qué este máster? Todos provienen de la economía y del comercio exterior y son conscientes de la importancia de la especialización en estos sectores, así que una vez en Valencia, consultaron los más atractivos "de universidad pública, que es la mejor". "En nuestro país hay muchas regiones que necesitan desarrollarse y este máster nos puede ayudar. Yo quiero dedicarme a ello", añade Han Zhong, que es primo de Zhang. La más joven del grupo, Chen Rongna, también quiere aplicar en su país lo aprendido en el posgrado. Y su compañero Huang Lei confirma que, en China, se aprende economía de manera más localista, por lo que agradece que el máster amplíe su visión económica.

Todos afirman estar perfectamente adaptados a la vida valenciana. Han salido, "de tapas", aunque les cuesta más seguir una clase. Y con respecto al número de estudiantes chinos en las universidades españolas, es algo a lo que, según Zhang Yan, nos deberemos acostumbrar: "Nunca, como hasta ahora, y llevo en España más de dos años, he visto tantos estudiantes chinos. Y habrá más, porque mi país se abre al exterior".

Según los datos facilitados por otras universidades, por las carreras y posgrados de la Politécnica de Valencia pasarán este curso 19 alumnos chinos y en el campus de Gandia ya han empezado a llegar los primeros estudiantes chinos (de un total de 40) becados por el Ministerio de Educación de su país para realizar cursos de español. La idea es que el próximo año prosigan sus estudios universitarios en la Politécnica. En la Universidad de Alicante están matriculados 37 alumnos chinos y en la Universitat Jaume I de Castellón otros nueve.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 27 de noviembre de 2008.

Lo más visto en...

Top 50