Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis mundial

Reino Unido reduce el IVA al 15% dentro de un paquete de estímulo de 24.000 millones

Alistair Darling, ministro del Tesoro y canciller del Exchequer de Reino Unido, presentó ayer en los Comunes un paquete de incentivos fiscales de 20.000 millones de libras (casi 24.000 millones de euros) para estimular el consumo de la economía británica. La medida más sobresaliente es una reducción inmediata pero temporal del IVA de 2,5 puntos: desde el 1 de diciembre, el tipo normal del IVA será del 15%, pero a partir del 1 de enero de 2010 volverá a aplicarse el actual tipo del 17,5%. Quedan excluidos de esta reducción tanto el tabaco como el alcohol.

El resto del paquete fiscal se compone sobre todo de la supresión o la congelación temporal de incrementos fiscales anunciados en el pasado y que afectan sobre todo a las clases más modestas y las pequeñas y medianas empresas con problemas de liquidez. El paquete fiscal se complementa con un recorte de gastos corrientes de casi 6.000 millones de euros y una nueva partida de inversión pública para la construcción de viviendas sociales y obras viarias de 3.500 millones de euros.

El Gobierno cubrirá el agujero provocado por esta reducción de ingresos emitiendo más deuda pública y aumentando los impuestos a partir de 2011. Las emisiones de deuda alcanzarán este año los 92.000 millones y se dispararán el próximo a 140.000 millones. La deuda pública total alcanzará este año el 41% del PIB y subirá en los siguientes hasta el 57%.

La subida de impuestos anunciada para el futuro tiene tintes inequívocamente políticos. Primero, porque no entrarán en vigor hasta 2011, cuando ya se hayan celebrado las próximas elecciones. Y segundo, porque afectarán sobre todo a las clases más acomodadas con la introducción en el IRPF de un nuevo tipo máximo del 45% (cinco puntos por encima del actual) para las rentas superiores a 150.000 libras anuales (177.000 euros).

Más polémico promete ser el anuncio de que, también a partir de abril de 2011, aumentará en 0,5 puntos la contribución a la Seguridad Social de empresas y trabajadores, en línea opuesta a las medidas de recorte de impuestos que días atrás defendió el Partido Conservador desde la oposición.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de noviembre de 2008