Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

226 conductores superan la tasa de alcoholemia en tres horas

La Guardia Urbana de Barcelona realizó ayer entre las seis y las nueve de la mañana un gran control policial de alcoholemia en el que detectó a 226 conductores que superaron los límites permitidos de alcohol, informaron fuentes de la policía local.

La denominada Operación 0,25 se llevó a cabo con la instalación de 11 grandes macrocontroles en cinco distritos de la capital catalana: Ciutat Vella, Eixample, Sant-Montjuïc, Gràcia y Sant Martí. Unos 200 agentes participaron en la operación en la que 1.371 pruebas de alcoholemia dieron un resultado negativo y las citadas 226, positivo.

Un total de 53 vehículos fueron ingresados en el depósito, ya que sus conductores no podían seguir conduciendo y no había nadie que pudiera hacerlo. Además de las correspondientes denuncias por alcoholemia, la Guardia Urbana de Barcelona presentó otras 101 denuncias por diversos motivos, la mayoría porque el conductor no llevaba toda la documentación correspondiente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de noviembre de 2008