Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El barcelonés Jordi Bonells gana el Unicaja de Novela

El barcelonés Jordi Bonells se enteró ayer de que es el último ganador del Premio Unicaja de Novela Fernando Quiñones en Marsella (Francia), donde ahora reside como profesor de literatura hispánica. Su trabajo, Sfumato, es, según el jurado, "una obra de un escritor de verdad para lectores de verdad", frente a un movimiento literario que busca la banalidad y la facilitad de impactar en el público. Bonells se lleva los 30.000 euros del galardón mientras que la debutante María José Rivera, catedrática de Matemáticas en Valencia, consiguió 6.000 como finalista con su obra Harmattan.

La novela de Bonells es una historia sobre los viajes de un ajedrecista que busca a su maestro. Es una búsqueda pero también una huida de los fantasmas del pasado. El fallo del jurado resalta la "gran verosimilitud" de la escritura y la "gran calidad" de las páginas. Está estructurada como un diario. El tablero no es más que una metáfora de la vida y la creación. Bonells lleva 20 años compatibilizando su labor docente con la de escritor. En 2000, llegó a ser finalista del premio Planeta. Ahora, incluso, ha empezado como novelista en lengua francesa. Colabora en diarios como Le Monde o Libération.

La obra finalista está protagonizada por una joven libanesa a la que acaban de casar por conveniencia. "Historias a veces apasionadas, a veces violentas en medio del desierto", explicó el jurado conformado por antiguos ganadores del premio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de noviembre de 2008