Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:MILOON KOTHARI | Ex relator de la ONU para Vivienda

"Barcelona se está convirtiendo en una 'ciudad boutique"

En un acto inusual, la ONU llamó la atención a España en marzo por las "graves y críticas" dificultades de los ciudadanos para tener una vivienda. El entonces relator para Vivienda, Miloon Kothari (Bombay, 1956), no ahorró críticas a las administraciones en la presentación del informe que llevó al Consejo de Derechos Humanos por dejar que varios colectivos se vean expulsados del mercado en Barcelona.

Pregunta. Vino en plena expansión y ahora el país está al borde de la recesión, y acceder a un piso es todavía más complicado. ¿Lo esperaba?

Respuesta. No pensé que la economía retrocediera así, pero un país no puede basarse sólo en la especulación. Esto era como un juego: los bancos daban dinero alegremente, a veces sin controlar si la gente tenía suficiente capacidad de compra. Y con créditos hasta 50 años, lo cual creó una falsa sensación de seguridad. Así no se soluciona el principal problema, el del acceso. Las actuaciones de los gobiernos no son suficientes. Por ejemplo, las viviendas protegidas están por debajo del precio de mercado, pero no lo bastante. La presión de la clase media deja sin acceso a los más necesitados.

"Las políticas se centran en la propiedad, lo que excluye a muchos"

P. Hay un plan para hacer 160.000 pisos protegidos, en riesgo por la falta de liquidez de los bancos. ¿Cómo solucionarlo?

R. No hay dinero para vivienda, pero sí para ayudar a los bancos... Los gobiernos tienen fondos para cada área, pero sus esfuerzos van dirigidos a estabilizar la economía apoyando la propiedad.

P. Eso lo dijo la última vez. ¿Quedó sin efecto su denuncia?

R. Aquí hay una obsesión por la propiedad. Las políticas se centran en apoyar a la gente en la compra. ¡En un país con alrededor del 20% de la gente que vive en el límite de la pobreza!, un colectivo amplio que nunca podrá adquirir un piso y que se va a quedar fuera del sistema.

P. Pero el mercado de alquiler se está ampliando y es una de las prioridades de la Generalitat...

R. Si un gobierno quiere apostar por el alquiler, busca medidas para proteger al propietario, pero también al inquilino. En Barcelona las rentas siguen subiendo. Hay países que fijan topes por zonas, como Escocia, Alemania y Suiza. A causa de la especulación y de la falta de alquileres, hay situaciones como el mobbing en Barcelona. Hay políticas para combatirlo, pero ahí sigue.

P. ¿Por qué siempre pone especial énfasis en Barcelona?

R. Es un destino turístico que compite, por ejemplo, con París, y con un planeamiento que prima la economía comercial, sin mixtura, que genera desplazamiento y segregación. Se está convirtiendo en una ciudad boutique.

P. ¿Seguirán bajando los precios de los pisos?

R. Sí, pero así no se soluciona el problema... No hay hipotecas.

P. ¿Y qué propone?

R. Su Constitución garantiza el derecho a la vivienda y la función social de la propiedad. Eso está muy bien, no lo tienen muchos países. Pero luego el sistema sólo protege la propiedad y a los bancos. Debería haber un sistema financiero alternativo. El Gobierno debe intervenir para no excluir a nadie.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de noviembre de 2008