El PP decidirá el protagonismo que Esquerra Unida tendrá en las Cortes

El PP decidirá el protagonismo que Esquerra Unida tendrá en las Cortes. La Mesa "tramitó" ayer el escrito que presentó en julio Mònica Oltra, portavoz de Compromís, "en relación a la expulsión del grupo parlamentario de Glòria Marcos" y acordó que la coordinadora general de Esquerra Unida y cabeza de lista de la coalición de izquierdas en mayo de 2007 pasara a tener la consideración de "diputada no adscrita".

El Reglamento de las Cortes es muy severo con los diputados no adscritos, una figura que se reguló para castigar a posibles tránsfugas. Pero la Mesa solicitó a los portavoces de los tres grupos que acuerden qué espacios se asignarán a Marcos para ejercer su tarea, qué ayudas materiales debe recibir, qué personal podrá auxiliarla y qué capacidad tendrá para formular preguntas o iniciativas parlamentarias. A todos los efectos, el futuro papel de Esquerra Unida en el Parlamento autonómico queda en manos de la mayoría absoluta que el PP disfruta en las Cortes.

Oltra: "Marcos no acepta la democracia interna en su propio grupo"

Oltra comentó: "No estoy por cercenar los derechos de nadie, menos de un diputado, pero hay que aplicar el Reglamento". Y subrayó: "Hemos tenido un problema con una diputada que se niega a aceptar la democracia interna en su propio grupo parlamentario, pero no tenemos un problema con Esquerra Unida".

Marga Sanz, secretaria de Política Institucional de Esquerra Unida, replicó que la expulsión de Marcos supone "una rotura absoluta del grupo institucional de Compromís propiciada por el Bloc y dos diputadas tránsfugas". Sanz recordó que Marcos, Lluís Torró y Marina Albiol, los tres diputados de Esquerra Unida, fueron cabezas de lista de las tres candidaturas provinciales de Compromís y añadió: "A pesar de los intentos por silenciarnos, seguiremos cumpliendo nuestro compromiso y combatiendo a la derecha".

Ángel Luna, portavoz socialista, reclamó "finezza" a la Junta de Portavoces para abordar un asunto "con muchas aristas que no afecta a un tránsfuga, sino a un conflicto político en el seno de un grupo parlamentario". Luna recordó el proceso judicial en marcha a raíz de una denuncia de Esquerra Unida que solicita la suspensión cautelar de la expulsión de Marcos de Compromís, aconsejó esperar a que se pronuncie el juez y pidió aclaraciones sobre el procedimiento de expulsión: "El PP cree que la mayoría es suficiente para acordar cualquier cosa, la Mesa actúa como una oficina de Correos, pero es un principio general del derecho que no se puede sancionar a alguien sin atender a la otra parte".

Rafael Maluenda, del PP, defendió que "la Mesa califica un escrito, no entra al fondo de la cuestión, solo comprueba que Compromís se ajusta al Reglamento y hace lo que tiene que hacer. A Marcos no la expulsa la Mesa, la expulsa su grupo".

Marcos tiene dos días para recurrir su expulsión ante la Mesa. Las Cortes decidieron ayer recurrir la suspensión cautelar del cambio del reglamento del Síndic de Greuges que falló el jueves el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0011, 11 de noviembre de 2008.

Lo más visto en...

Top 50