Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
INTERNET | Laboratorio de ideas

YouTube prueba suerte en Hollywood

YouTube podría por fin contemplar su debut como estrella de la rentabilidad en Internet. El sitio de vídeos de Google ha recibido presiones para que saque provecho de su popurrí de entrevistas bochornosas a Sarah Palin y celebraciones de amor entre gatos y perros. Atrae enormes multitudes, pero no las rentabiliza con publicidad. Ahora ha firmado un contrato para empezar a ofrecer largometrajes. Eso le da a YouTube su primera oportunidad de acercarse a la riqueza de Hollywood.

La página atrae a 5.000 millones de espectadores de vídeos al mes sólo en EE UU. Eso le da casi un 50% del mercado de vídeo en Internet. Pero la mayoría de ellos no son exactamente entretenimiento de altos vuelos. La página está inundada de clips que varían desde las meteduras de pata de Palin hasta grabaciones de gatos y perros haciéndose mimos filmadas por aficionados. El éxito de YouTube es más una novedad que un éxito aplastante.

Lo mismo puede decirse de sus finanzas. A pesar de la enorme cantidad de ojos que la visitan, YouTube prevé ingresar este año 157 millones de euros, una cantidad miserable para el líder de un sector que sólo el año pasado atraía 360 millones de euros en inversión de capital riesgo. Los anunciantes no saltan ante la oportunidad de situar sus anuncios junto a un contenido generado por usuarios, y muchos temen los conflictos de piratería. En el pasado, Google admitía abiertamente que no tiene un plan general para sacar más dinero de la página, que compró en 2006 por 1.290 millones de euros.

Y por la izquierda del escenario entra una solución: Hollywood. El mes que viene, al menos un gran estudio cinematográfico permitirá que YouTube ofrezca sus largometrajes junto con publicidad. Eso podría ser lucrativo. Hulu, un competidor creado en sociedad conjunta por NBC (perteneciente a General Electric) y News Corp, ya difunde largometrajes.

Y a pesar de tener sólo tres millones de visitantes, Hulu generaba, en su primer año de actividad, la mitad de ingresos que YouTube. Eso se debe a que las empresas prefieren salir en Hulu, donde sus anuncios aparecen con contenido de primera calidad y sin tener que preocuparse por la piratería.

Por lo tanto, el futuro para los largometrajes en YouTube y sus 80 millones de visitantes mensuales -25 veces el tráfico de Hulu- es muy brillante. Si pudiera aumentar sus ingresos en proporción a los obtenidos por Hulu, alcanzaría un cuarto del tamaño de la industria de Hollywood. No será fácil, pero aunque no llegase a tanto, cualquier cosa que se le acercase lanzaría a YouTube al estrellato, o al menos a la rentabilidad seria. -

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de noviembre de 2008