Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Elche convierte un antiguo matadero en un centro de cultura contemporánea

Tras varios años de obras, y no sin cierta polémica por su sobrecoste de un millón de euros, se inauguró L'Escorxador, Centre de Cultura Comtemporania d'Elx, un espacio situado en el antiguo matadero de la ciudad, (de ahí el nombre). Un centro que, según la concejal responsable de Cultura, Ángels Candela, de Compromís, "se convertirá en un referente para los creadores de cualquier disciplina relacionada con las artes y la cultura". La gran apuesta del área de cultura pretende ser un puente entre la cultura tradicional y la emergente y para ello reúne en el mismo espacio salas de ensayo para todo tipo de propuestas culturales con espacios de exposición. El presupuesto final han sido 3,3 millones de euros.

Los distintos espacios del complejo cultural están divididos en cuatro pabellones. En el primer pabellón se ha configurado una sala que puede acoger espectáculos escénicos con casi 200 butacas donde se pondrán programar actividades tanto de producción local como de fuera. El segundo pabellón es un espacio multiusos en el que se primarán las actividades relacionadas con estas instalaciones y las exposiciones de artes plásticas, así como ensayos abiertos y representaciones especiales de performance, teatro o música. El tercer y cuarto pabellón son los lugares donde se han habilitado salas de audio y de talleres que se podrán alquilar o ceder para poder ensayar y preparar sus producciones a artistas locales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de noviembre de 2008