Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde del PP en Curtis suprimirá los nombres franquistas del callejero local

Mientras grandes ayuntamientos como el de A Coruña, gobernado por socialistas y nacionalistas, demora la aplicación de la Ley de la Memoria Histórica que obliga a eliminar toda simbología franquista de las vías y edificios públicos, el pequeño municipio de Curtis, con alcalde del PP, rebautizará mañana una decena de sus principales calles y plazas para suprimir toda referencia u homenaje a los protagonistas del golpe de Estado de 1936. Dejará de haber en Curtis y Teixeiro, los núcleos urbanos de esta localidad del centro de la provincia coruñesa, dos avenidas del Generalísimo y otras dos con el nombre de José Antonio.

El alcalde, Javier Caínzos, llevará al pleno municipal de mañana una propuesta para que esos y otros viales con denominación franquista pasen a llevar el nombre de regidores de Curtis en la etapa democrática, como José Tomé o Luís Novo, o de personajes locales como la pintora Maria Antonia Dans. Caínzo incluso propone rendir homenaje al alcalde de Santiago, el socialista Xosé Sánchez Bugallo, nacido en Teixeiro.

La actual plaza General Mola, uno de los principales instigadores del golpe de 1936, será rebautizada como Praza da Estación Xosé Antonio Sánchez Bugallo. De esta forma, el regidor de Curtis pretende no sólo recuperar "el nombre tradicional" de ese lugar, sino también "tener en cuenta la gran importancia que tuvo el tren para el desarrollo de la localidad y recordar a los familiares del alcalde de Santiago", hijo de ferroviarios.

En recuerdo del importante número de vecinos que tuvieron que emigrar, la avenida Calvo Sotelo de Teixeiro pasará a denominarse Buenos Aires, "por la necesidad de su adaptación a la Ley de la Memoria Histórica", según el alcalde, que también tiene previsto reunirse mañana con los vecinos para explicarles los motivos de tanto cambio. La avenida dedicada al líder a la Falange en Curtis llevará ahora el nombre de los hermanos López Sánchez, "cuyo taller de carpintería en esa calle es ahora un importante grupo empresarial".

El ayuntamiento aprovechará la actualización del callejero para suprimir duplicidades con otros viales que se llaman igual en Curtis y Teixeiro. A equidistancia de A Coruña, Lugo y Santiago, este municipio con varias cadenas montañosas era la cuna y refugio de la guerrilla gallega antifranquista así como del legendario Begnino Andrade, Foucellas, detenido y ejecutado en 1952.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de octubre de 2008