Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Absueltos 16 jóvenes por incendiar fotos del Rey al no ver delito el fiscal

Condenar a alguien por injurias a la Corona tras haber quemado fotos del Rey es mucho más difícil desde ayer. La Fiscalía de la Audiencia Nacional rebajó esa conducta, perfectamente acreditada en el juicio contra 16 independentistas catalanes que protestaron así contra la monarquía, a una simple falta de desórdenes públicos. El juez Central de lo Penal, José María Vázquez Honrubia, tras reprochar al fiscal su cambio de criterio, que calificó de "incomprensible", absolvió a los acusados. "La Audiencia sólo es competente para juzgar delitos, no faltas, y las injurias o son delito o no son nada", afirmó.

La vista se convirtió en un epílogo del acto en que se produjo la quema, el 22 de septiembre de 2007, en Girona. Y no sólo por la actitud reivindicativa de los acusados, que llevaban camisetas en las que se leía "yo también quemo la Corona española". El juez les obligó a volverlas del revés para que no se viera el mensaje. Tras negarse a aceptar una propuesta de acuerdo del fiscal para dejar el castigo en 500 euros y evitar el juicio, los acusados reconocieron con orgullo los hechos.

Fuentes de la fiscalía aseguran que no hubo cambio de criterio sino una distinta valoración de los hechos. El fiscal apreció que en la quema no hubo ánimo de injuriar al Rey sino de mostrar la solidaridad con otros independentistas condenados por los mismos hechos (considerados entonces delito). También se valoró el hecho de que el acto se desarrollara pacíficamente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de octubre de 2008