Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis financiera mundial | Los resultados del sector

La morosidad de Caixa Catalunya se cuadruplica en un año

Caixa Catalunya, la segunda caja de ahorros catalana, también se está viendo arrastrada por el pinchazo inmobiliario y el brusco cambio de humor de la economía. La entidad que preside Narcís Serra registró una morosidad total del 4,29% en los primeros nueve meses del año, más de cuatro veces por encima de la que tenía (1%) en septiembre de 2007. En este farolillo rojo, un 0,7% corresponde al descalabro de la inmobiliaria Martinsa-Fadesa, que tenía deudas con la caja por importe de 300 millones de euros.

Caixa Catalunya -cuyo beneficio entre enero y septiembre bajó un 17,4%, hasta 369,4 millones- subrayó en un comunicado que su nivel de morosidad se centra en activos con garantía real (hipotecas) y que, aunque debe provisionarse, suele resultar en una recuperación "estadísticamente de hasta un 80% de los activos".

La entidad refleja en su propia web un índice de morosidad superior, del 4,83%, hasta el 31 de agosto. Pero este dato -que consta en una información sobre una última emisión de deuda subordinada remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)- no se refiere a la morosidad total, sino "exclusivamente a la morosidad sobre el riesgo de la clientela", explicó un portavoz.

El índice de cobertura es bajo, del 59,3% (era de un 150,2% al cierre de 2007). Incluidas las garantías hipotecarias, la tasa sube al 122,7%. Y eso que la venta de su participación en Abertis por 537 millones ha permitido a Caixa Catalunya reforzar su colchón para los malos tiempos: parte de las plusvalías se han destinado a provisiones (un 153,7% más, hasta los 480,9 millones). El índice de intermediación, que mide la actividad típicamente bancaria, subió un 7,6%.

Por otra parte, Standard & Poor's rebajó la perspectiva del Banco Sabadell a "negativa" por el deterioro económico e inmobiliario, pero ratificó la calificación crediticia de la entidad a largo y corto plazo, en A+ (calidad buena) y A1 (calidad superior).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de octubre de 2008