Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La carrera hacia la Casa Blanca

Obama viaja a Hawai para visitar a su abuela enferma

El candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Barack Obama, aparcó ayer momentáneamente la campaña electoral y viajó a Hawai para visitar a su abuela materna, que se encuentra muy enferma y que según el propio senador podría "no llegar al día de las elecciones".

Madelyn Dunham, de 85 años, crió a Obama durante largos periodos de tiempo después de que sus padres se separaran. Antes de jubilarse, Dunham trabajaba en un banco de Honolulú, y con su salario mantenía en gran parte a la pequeña familia que formaban ella, su marido y su nieto Barack. Durante la II Guerra Mundial trabajó en la construcción de aviones mientras su marido prestaba servicio en el Ejército. Recientemente se cayó al suelo y se rompió la cadera. Para el candidato demócrata se trata de una figura fundamental en su vida.

"Quiero asegurarme que tengo la oportunidad de sentarme y hablar con ella. Aún está consciente y mantiene sus facultades. Quiero estar seguro de que no pierdo esta oportunidad", dijo ayer Obama a los informativos de la cadena de televisión ABC.

En diversos actos de la larga campaña electoral, el senador ha recordado con tristeza que su madre murió en 1995, a los 53 años, de cáncer de ovarios, y que perdió la oportunidad de hablar con ella antes de que falleciera.

El senador recordó ayer, de nuevo, los últimos días de su madre. "Pensábamos que estaba bien, y los diagnósticos nos decían que había algo más de tiempo. Y no lo hubo. Así que ahora quiero estar seguro de que no volveré a cometer el mismo error", aseguró en una entrevista con la cadena CBS.

"Típica persona blanca"

Obama empleó la figura de su abuela en las primarias, cuando pidió a los votantes que superaran las viejas heridas raciales que dividen al país. Enfrentó el caso de su antiguo pastor panafricanista Jeremiah Wright con el de su abuela materna, a la que tildó de "típica persona blanca".

"Es una mujer que me quiere más que a nada en el mundo, pero también una mujer que una vez me confesó que tenía miedo de los negros con los que se cruzaba por la calle, y que en más de una ocasión ha utilizado estereotipos raciales y étnicos que me han escandalizado", dijo el senador por Illinois en un discurso el pasado mes de marzo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de octubre de 2008