Crisis financiera internacional | El impacto en los mercados

Fuerte presencia de compañías multinacionales en la región

América Latina ha sido la gran apuesta de empresas y entidades financieras españolas en las últimas décadas. Por razones culturales, históricas y también económicas, los países latinoamericanos se convirtieron en la década de los 90 en el espacio natural de expansión para las compañías en busca de nuevos mercados. Con suerte diversa, según las épocas.

Tal apuesta ha convertido a las grandes empresas de energía, especialmente a Endesa y a Repsol en actores fundamentales en el continente americano. Endesa, con una fuerte presencia en Chile, Brasil y Perú, obtuvo en el primer semestre un Ebitda (beneficios antes de amortizaciones e impuestos) de 2.136 millones de euros. Pues bien, el 62% (1.345 millones) tenía su origen en América Latina.

Más información
El riesgo en Latinoamérica hunde a las empresas españolas en la Bolsa

En el caso de Repsol, en 2007, según datos de la propia compañía, sólo su participada argentina YPF -una vez descontada la venta de un 15% de la sociedad a un socio local- suponía el 29% de su negocio. Si se cumplen los planes de la petrolera, en 2012 ese porcentaje se habrá reducido al 18%. Repsol, con presencia en Argentina, Brasil, Perú, Chile, Bolivia y Ecuador, emplea en la región a más 15.700 personas, casi el 50% del total de su plantilla.

Iberdrola también se asentó en América Latina. En dos países principalmente: México y Brasil. En términos de Ebitda, los dos países mencionados -más sus negocios, más pequeños, en Chile, Bolivia y Guatemala- han aportado más del 10% del Ebitda (alrededor de los 5.000 millones de euros) en los nueve primeros meses.

Millones de clientes

Gas Natural se fijó, en especial, en Brasil. Tiene también presencia en Colombia, México y Argentina. La contribución de los negocios de la región al Ebitda roza el 23% y presta servicio a cinco millones de clientes, casi el 50% de su clientela total.

Unión Fenosa, con presencia en Colombia, Panamá, Guatemala, México, Costa Rica y Nicaragua, tiene más clientes en América Latina que en España y Portugal juntas. Cinco millones en los países latinoamericanos por 3,6 en la península.

En banca, el Santander obtiene el 32% del beneficio en América Latina, según los datos a 30 de junio. Por tipo de negocio, el subcontinente representa el 22% de toda la banca comercial. Por lo que se refiere al BBVA, no tiene unificada la información porque la separa en México y América del Sur. En ambas áreas obtiene 1.310 millones, el 41,9% del total.

Telefónica es el primer inversor en Latinoamérica, donde cuenta con 148 millones de clientes. Es la primera región por ingresos, superando incluso a España.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS