Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Adolfo Domínguez propone a sus empleados que congelen salarios

Los trabajadores sostienen que la medida "carece de fundamento"

El empresario Adolfo Domínguez ha propuesto "la congelación salarial para 2009" al medio millar de trabajadores de sus cuatro plantas del polígono industrial orensano. Según anunció ayer la CIG, el modisto hizo primero la invitación al comité de empresa -donde el sindicato nacionalista tiene mayoría, aunque no absoluta-, que le expresó su "total rechazo". La semana pasada, tras tildar de "ignorantes" a los representantes sindicales, Domínguez reiteró el ofrecimiento a los empleados reunidos en asambleas. Su objetivo es evitar despidos y paliar la crisis del sector textil, cuyas ventas cayeron un 12% entre enero y agosto, según la patronal.

El sindicato denuncia el "chantaje" al que el empresario somete a la plantilla

La CIG señala que la proposición del empresario consiste en que la plantilla de sus fábricas "renuncie al 4% ó 4,5% de subida salarial correspondiente al IPC previsto para el próximo año" pactada para los empleados del textil de toda España.

Representantes del sindicato denunciaron ayer la "coacción" y el "chantaje puro y duro" al que, en su opinión, el empresario somete a los trabajadores.

El secretario comarcal de la CIG, Etelvino Blanco, sostiene que Domínguez "dio por aceptada" su propuesta a las asambleas, conminando a los empleados que no la acaten a "hacerlo constar por escrito al servicio de Recurso Humanos de la empresa". Blanco tilda de "desfachatez" la propuesta empresarial y advierte que es insólita en España ya que el convenio del textil "tiene todavía vigentes dos años más de estricto cumplimiento".

La CIG sostiene que la medida de congelación salarial "carece de fundamento". "Nuestros especialistas estudiaron la situación económica, patrimonial y financiera" de la sociedad, a través de los datos publicados en el Registro Mercantil, "y es de total solvencia".

El análisis ofrecido por el sindicato corresponde a los ejercicios de 2006 y 2007. De los mismos se deduce que "la tesorería está muy por encima de la ratio ideal" y que la solvencia de la compañía "está garantizada". Aunque los datos correspondientes a este año no figuran en el Registro, los resultados presentados por la empresa evidencian una disminución del 93% de los beneficios en los dos primeros meses de 2008, pasando de los seis millones de euros de 2007 a 400.000 euros en este año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de octubre de 2008