Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El CAC quiere acabar con los concursos de llamadas a 905

Catorce televisiones catalanas abusan del caro prefijo

El Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC) denunció ayer la proliferación de concursos televisivos que animan a los espectadores a participar llamando a teléfonos 905, unas líneas que tienen unas tarifas muy altas y no están sometidas a una regulación que proteja al usuario. Estos números de teléfono están reservados para gestionar llamadas masivas, como votos en espacios como Eurovisión, mientras que para el resto de programas de entretenimiento ya existen los números que llevan el prefijo 806.

536.000 personas siguen los 'call tv', que cobran 1,25 euros por llamada

El organismo regulador catalán asegura que las cuatro cadenas privadas nacionales y 14 televisiones catalanas echan mano de estos contenidos. Ahora quiere dirigirse a las administraciones competentes para que tomen medidas.

Cuando llega la madrugada son habituales los concursos que giran en torno a las llamadas de los espectadores, que deben responder a preguntas obvias o sencillos juegos. En la mayoría de casos, los participantes no llegan a salir en antena. La centralita está presuntamente colapsada y un contestador les responde cuál es la posición que ocupan dentro de la "lista de espera" para poder concursar, de manera que el espectador se ve obligado a llamar constantemente para saber cuando llega su oportunidad.

En ocasiones, estos espacios "en riguroso directo" -dice el CAC- son en la práctica reemisiones. Sin embargo, las líneas quedan abiertas para que la gente siga llamando. La sorpresa viene cuando llega la factura telefónica: el 905 cobra por llamada, no por segundos, y cuesta entre 0,90 y 1,60 euros.

A diferencia de prefijos como el 806, las líneas 905 no permiten a los usuarios restringir las llamadas a esos números, para evitar, por ejemplo, que los niños participen sin el consentimiento de los padres. Tampoco informan adecuadamente del coste de la llamada ni garantizan el derecho a desconexión del servicio.

Para acabar con esta situación, "que bordea la legalidad del juego" según el CAC, el consejo quiere proponer al Ministerio de Industria que incluya este prefijo entre los llamados de tarificación adicional (803, 806, 807, 907), mejor regulados. Carbonell, presidente del CAC, advirtió de que la ludopatía asociada a los concursos de televisión está aumentando y que el pasado verano el Hospital del Vall d'Hebron abrió una unidad específica para tratar a personas enganchadas a estos espacios.

Según datos de la empresa Corporación Multimedia aportados por el CAC, 536.000 espectadores siguen los call tv (datos de junio). El de mayor audiencia es Noche de suerte, en Telecinco, aunque también los ofrecen Antena 3, Cuatro y La Sexta, que es la que programa más horas (122). Sobre todo las televisiones locales han encontrado en estos concursos una importante fuente de ingresos con la que paliar el descenso en las ganancias por publicidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de octubre de 2008