Multa de 3.000 euros a Málaga por retrasar una boda

Un juez ha condenado al Ayuntamiento de Málaga a indemnizar con 3.000 euros por daño moral a una pareja que celebró una hora tarde su boda al no dejar la Policía Local pasar hacia la iglesia al coche de la novia, pese a tener el permiso municipal. Según el diario Málaga hoy, Ana Belén Quirós tenía programada su boda al detalle tras meses de preparativos, pero al final tuvo que entrar en el templo sola, llorando y tras recorrer a toda prisa más de 700 metros, mientras el padrino llegó diez minutos después que ella con los niños que portaban las arras en brazos.

Ana Belén y su novio, Juan José Rivas, pidieron autorización al Consistorio para circular con el coche por la calle peatonal donde está la iglesia, pero la Policía Local les impidió el paso porque ese día transitaban por varias calles del centro las cofradías que iniciaban su camino a El Rocío. Al recoger el permiso el Ayuntamiento advirtió a la novia de esta circunstancia, pero le dijeron que no tendría problemas porque el papel lo firmó la concejala, según explica Juan José.

Sin embargo, el chófer de la novia intentó entrar aquel 7 de mayo de 2005 por tres lugares distintos, pero fue imposible y al final tuvieron que dejar el vehículo y recorrer a toda prisa el camino. El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4 de Málaga ha condenado al Consistorio por "daño moral identificado con el grave disgusto y las molestias infligidos a los novios en un día tan significativo".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS