Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:CÉSAR GONZÁLEZ BUENO | Director general de ING Direct en España | Crisis financiera mundial

"No hay retiradas de fondos, los clientes conocen nuestra solvencia"

César González-Bueno (Madrid, 1960) es el creador de ING Direct España. Después de trabajar en la banca comercial, aceptó el reto de fundar un banco por Internet que pertenecía a un desconocido grupo holandés denominado ING. El modelo, que cumplirá ahora diez años, ha tenido gran éxito en España, lo que le ha granjeado la enemistad y algunos ataques de sus competidores. Ahora vive otro momento delicado porque el grupo ha aceptado una inyección de capital de 10.000 millones del Gobierno de Holanda para reforzar la entidad.

Pregunta. ¿Cuál ha sido la reacción de los clientes?

Respuesta. Han incrementado el número de preguntas que hacen a nuestros operadores. Sobre todo en domingo porque es un momento adecuado para este tipo de consultas. Después de hacerlas, se han quedado más tranquilos.

P. ¿Y que ha pasado con su dinero? ¿Han optado por retirarlo?

R. Después de tantos rumores infundados sobre la situación del banco, los clientes que siguen con nosotros nos conocen bien y se mantienen porque les compensa el servicio que damos y los intereses que pagamos. El cliente medio de ING Direct está más informado de lo normal y sabe que la solvencia del grupo es muy alta.

P. Entonces, ¿no cree que esta situación tendrá un importante coste comercial?

R. Al contrario. Lo estamos explicando y se está entendiendo. Lo han dicho el primer ministro holandés y el gobernador del Banco de Holanda: No hay rescate de ING porque no estamos en una situación mala. Se ha reforzado la situación patrimonial para que sigamos ofreciendo créditos a la economía.

P. ¿Qué ha hecho el grupo para aclarar la situación a los clientes?

R. ING Direct ha colgado en su página web una nota de tres folios en la que aclaramos las posibles dudas que pudieran tener algunos clientes. Por ejemplo, se explica que la inversión del Gobierno holandés en ING implica que el banco es más fuerte y está respaldado por el Gobierno de una de las mayores economías del mundo, que tiene un rating de solvencia triple A.

Además, se les dice que la decisión del Gobierno no supondrá ningún cambio en su operativa como cliente.

P. Parece que el banco podía seguir sin la inyección del Gobierno... ¿Por qué ha aceptado los 10.000 millones?

R. Porque ING es el primer grupo financiero de Holanda, el que más créditos tiene con pymes, particulares e hipotecas. Al Ejecutivo le interesa que podamos seguir prestando de manera decidida. Por eso han hecho esta inversión que ha capitalizado más el grupo y ha elevado nuestra solvencia.

P. ¿Por qué ING emitió el viernes una nota aclaratoria cuando la acción se había desplomado?

R. Porque el consenso de los analistas es que íbamos a ganar más de lo que realmente serán nuestros beneficios hasta septiembre. El grupo creyó conveniente aclarar la situación. ING obtendrá unos 3.000 millones de beneficio neto acumulado hasta el tercer trimestre aunque entre julio y septiembre se hayan perdido 500 millones.

P. ¿Cómo se desglosan los 500 millones de pérdidas del tercer trimestre?

R. Un total de 1.600 millones corresponden a la valoración de activos inmobiliarios y financieros, que han caído por la gran volatilidad. Otros 400 millones son por nuevas provisiones. De estas cifras se puede deducir que ING iba a ganar unos 1.500 millones en el tercer trimestre, con lo que el resultado son 500 millones de pérdidas trimestrales.

P. ¿No tienen problemas de liquidez?

R. El grupo ING tiene una posición más líquida de lo habitual en este tipo de entidades. Por nuestra actividad, que está volcada en el ahorro, somos el tercer mayor grupo por depósitos del mundo.

P. ¿Se asegura el futuro de ING con esta medida?

R. Es una manera de reforzar una posición ya sólida. Cada vez más gobiernos harán lo mismo para que la economía no se paralice.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de octubre de 2008