Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Con las manos en la masa

Las grabaciones dejan al desnudo la promiscuidad entre negocios y política

Son comidas secretas con una pesada digestión para sus comensales. Encuentros en las cloacas, antes a salvo de indiscreciones, salen ahora periódicamente a la luz para dejar al descubierto la promiscuidad entre negocios y política. Los artífices de las reuniones acuden armados de sistemas de grabación audiovisuales en previsión de hipotéticos incumplimientos o simplemente para desenmascarar a los corruptos. Las grabaciones saltan luego a la palestra como prueba jurídica incriminatoria o ariete para minar la credibilidad del adversario.

Empresarios y políticos de Alicante, y en concreto del ámbito de La Vega Baja, son los adelantados en esta práctica. En los últimos años se han producido hasta cinco episodios de estas características. El efecto jurídico de las grabaciones es prácticamente nulo. La mayoría de los sumarios descansa plácidamente en los armarios de los juzgados a la espera de la práctica de diligencias y los imputados, tras los primeros interrogatorios, siguen su vida cotidiana. En el ámbito político, la revelación de las grabaciones arroja eficacia, y ya han dejado por el camino víctimas ilustres, entre ellas, el ex alcalde popular de Orihuela, José Manuel Medina.

Sólo en uno de los casos una grabación ha acarreado arrestos

El urbanismo y las contratas públicas son los ejes de los supuestos cohechos

El desfile por los medios de comunicación de grabaciones con contenidos de presunta corrupción comienza con las confesiones del interventor de Orihuela a la oposición municipal y se cierra con el supuesto intento de soborno a un edil de San Fulgencio. Y, entre ambos, el rey de esta técnica mafiosa, el industrial oriolano afín al PP Ángel Fenoll. Él y cuatro miembros de su clan empresarial han sido los únicos arrestados y encarcelados.

Los cuatro episodios de mayor envergadura registrados en Alicante son estos:

- Las confesiones del ex interventor. Fue el primer aldabonazo a la supuesta trama de corrupción en La Vega Baja. El ex interventor de Orihuela, José Manuel Espinosa, tras su destitución por apropiarse de fondos públicos, se reunió con los portavoces de la oposición municipal. Éstos acudieron al encuentro, celebrado el 22 de febrero de 2005 en el domicilio particular de Espinosa, con una grabadora. El funcionario desveló un sinfín de supuestas irregularidades contables y urbanísticas de las que responsabilizó directamente al entonces alcalde, José Manuel Medina, del PP y a sus concejales.

La grabación y otras pruebas aportadas por la oposición fue el estreno de la Fiscalía Anticorrupción de Alicante, que dirige Felipe Briones. Éste desglosó la denuncia en 16 sumarios. Tres ya han sido archivados provisionalmente. No se ha producido ningún arresto.

- El cazador cazado. Un año después de la grabación del ex interventor, otra cinta polarizó la atención de los medios en Alicante. El industrial afín al PP Ángel Fenoll difundió una grabación que recogía un supuesto soborno de la firma Urbaser por la contrata de basura de Orihuela. Fenoll sacó a la luz pública la cinta un día después -el 21 de marzo de 2006-de que la mesa de contratación puntuara en primer lugar la oferta de Urbaser. La suya quedó en tercer lugar. El supuesto soborno fue desvelado por el ex concejal del Centro Liberal Jesús Ferrández al empresario. Según el ahora ex concejal, los representantes de Urbaser estaban dispuestos a ofrecer hasta tres millones de euros al concejal del consistorio como comisiones si se hacían con el contrato.

Un año después, a finales de mayo de 2007, el fiscal anticorrupción ordenó el arresto de Fenoll y su clan empresarial (entre ellos el edil del PP en Albatera Javier Bru). La policía se incautó en la empresa y domicilio de Fenoll de centenares de cintas con grabaciones a otros empresarios y políticos. Fenoll y los otros cuatro arrestados están en libertad provisional tras pasar un mes en la cárcel de Fontcalent. Y el sumario, bajo el argumento de que se están "peinando" las cintas, sigue bajo secreto del sumario.

- Soborno de Xàbia. La adjudicación de la contrata de la basura también fue el epicentro de otro sonado supuesto caso de soborno grabado, en este caso, en DVD, en la ciudad de Xàbia. Dos ediles del PSPV, con la autorización previa de la Guardia Civil, grabaron a mediados de diciembre de 2006 una comida con dos directivos de la constructora FCC. El monto de la comisión que los directivos estaban dispuestos a pagar llegaba a 600.000 euros. Por estos hechos no hubo ningún arresto. La instrucción del sumario no se ha cerrado casi dos años después.

- Coge el sobre y corre. La última entrega sobre corrupción en vivo y en directo ha sido un DVD -difundido la semana pasada- donde se aprecia el momento en el que Manuel Barrera, concejal independiente de San Fulgencio, coge un sobre con 5.000 euros (primera entrega hasta completar los 200.000 euros en lo que resta de mandato) de dos intermediarios de una empresa por apoyar un PAI. La alcaldesa de localidad, la socialista Trinidad Martínez, ha retirado todas las delegaciones al concejal, que pese a todo no renuncia al cargo. La Fiscalía Anticorrupción ha abierto diligencias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de octubre de 2008