Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición y el Gobierno se enzarzan por el coste de la conferencia de Al Gore

El PSE y el PP critican a Ibarretxe por gastar 180.000 euros en "sacarse una foto"

El profeta del cambio climático se ha visto atrapado por la tormenta política vasca. La conferencia ofrecida ayer por Al Gore en Bilbao se convirtió en motivo de zafarrancho entre la oposición y el Gobierno de Ibarretxe, a quien el PSE y el PP acusaron de gastarse "una millonada" de dinero público para "sacarse una foto" de precampaña con el ex vicepresidente de Estados Unidos.

El Ejecutivo sostiene que el precio pagado es una "inversión" en conocimiento

Gore cobrará por su intervención entre 170.000 y 180.000 euros, algo menos de sus honorarios habituales, al haberse hecho un hueco al acto de Bilbao entre las citas que tenía comprometidas esta semana en Amsterdam y Sevilla con las ramas holandesa y española de su fundación global (The Climate Project su fundación), según fuentes del Ente Vasco de la Energía. Este organismo dependiente del Departamento de Industria aportará la mitad de esa cantidad y la otra mitad el Departamento de Medio Ambiente a través de Ihobe. El EVE intentó traer al ex vicepresidente de Clinton hace un año para el acto central del 25 aniversario de su fundación, pero tenía su agenda completa. Sin embargo, hace menos de un mes, un representante de su fundación en Madrid comunicó a la dirección del ente que había una fecha disponible entre las citas de Gore en Amsterdam y la capital andaluza -ésta pagada por la empresa Abengoa-. Tras trasladar al Departamento de Industria con la Presidencia esta posibilidad, Ajuria Enea dio el visto bueno, al considerar el lehendakari que era interesante que Al Gore estuviera en Euskadi, según las mismas fuentes.

La capitalización por Ibarretxe de la presencia del premio Nobel de la Paz 2007, a menos de seis meses de las elecciones, llevó a la oposición reprocharle que se "pague la precampaña con fondos públicos". Tanto el líder del PSE, Patxi López, como el secretario general del PP, Iñaki Oyarzabal, admitieron que las ideas del autor del documental Una verdad incómoda son "muy interesantes", pero cuestionaron que para conocerlas sea necesario traerlo a golpe de talonario, y más en las actuales circunstancias económicas. López consideró "bochornoso" que el Ejecutivo vasco destine "más de 200.000 euros [este es su caché ordinario]" a la conferencia, mientras Oyarzabal fue más allá y criticó que no es "nada razonable" que el lehendakari "se gaste el equivalente a la hipoteca media de quinientas familias vascas en hacerse una foto".

El Gobierno vasco replicó que la visita de Al Gore a Euskadi no la concibe como un gasto, sino como "una inversión" en conocimiento y cooperación futura con su fundación. Aseguró también que está dispuesto a explicar en el Parlamento lo que ha costado, si así lo piden los grupos políticos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de octubre de 2008