Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La autopsia revela que Haider conducía ebrio cuando se estrelló con su coche

El ultraderechista austriaco Jörg Haider conducía en estado de ebriedad cuando tuvo el accidente que acabó con su vida en la madrugada del pasado sábado. No sólo conducía al doble de la velocidad permitida (circulaba a 142 kilómetros por hora), sino que tenía 1,8 gramos de alcohol por litro de sangre. En Austria se prohíbe conducir con una tasa de alcoholemia superior a 0,5 gramos.

Éste ha sido el resultado de la autopsia realizada en el Instituto Forense de la Universidad de Graz, hecho público ayer por Stefan Petzner, sucesor del difunto Haider en la dirección del BZÖ, la Alianza por el Futuro de Austria, que en las elecciones legislativas de septiembre obtuvo casi un 11% de votos. Después de confirmar que Haider había ingerido grandes cantidades de alcohol, Petzner rogó a los medios de comunicación nacionales y extranjeros que "pongan punto final a las informaciones sobre el accidente".

Jörg Haider, jefe del Gobierno regional de Carintia desde 1999, había asistido a una fiesta en un local nocturno en la ciudad de Velden, y se dirigía a la una de la madrugada hacia su propiedad en el valle Bärental, para festejar durante el fin de semana el 90 cumpleaños de su madre, cuando en una zona urbana al sur de la capital, Klagenfurt, perdió el control de su vehículo. Haider, herido de gravedad, murió a sus 58 años en la ambulancia antes de llegar al hospital.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de octubre de 2008