Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Cumbre en La Moncloa

El bloqueo del Constitucional sólo merece 30 segundos

El Senado aplaza la renovación del alto tribunal ante las dudas sobre tres nombres

El bloqueo en el que se ha instalado la renovación del Tribunal Constitucional, una de las patas del Pacto de Justicia que el presidente y el líder de la oposición cerraron en julio, no ocupó ni 30 segundos en la reunión que mantuvieron ayer José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, según precisó éste último. El PP está empeñado en dos candidatos, Francisco José Hernando y Enrique López, que al PSOE disgustan por su combativo pasado en el anterior Consejo General del Poder Judicial, del que fueron presidente y portavoz, respectivamente. Pero el tema quedó zanjado en cuanto Rajoy recordó que esos eran sus candidatos y Zapatero se dio por enterado.

La Cámara alta cuestiona que tres aspirantes tengan suficiente antigüedad

Tampoco el Senado, del que depende la elección de los cuatro cargos pendientes de renovación, está dispuesto a darse más prisa en una tarea que tiene pendiente desde diciembre. La Cámara alta alargó el proceso al menos una semana más

, por lo que al atasco político se une el atasco técnico.

Formalmente, lo que ayer ocurrió fue que los servicios jurídicos del Senado informaron a la Mesa (el órgano de gobierno de la Cámara) de que no es sencillo saber si todos los candidatos presentados por las autonomías cumplen el requisito legal de tener 15 años de experiencia. Los letrados del Senado llevan dos semanas tratando de comprobar este dato, a partir de los currículos enviados con las candidaturas. La Mesa decidió darse una semana más, hasta su próxima reunión, para estudiar el informe.

La dificultad reside, según el trabajo jurídico, en que algunos candidatos podrían no cumplir este requisito si se tiene en cuenta una sentencia del Supremo de 1994 que consideraba que no debían contarse los años en ciertos cargos fuera de la judicatura.

Los letrados del Senado no los mencionan, pero estas dudas afectan al menos a tres candidatos: Enrique López, presentado por el PP y propuesto por cuatro comunidades; Juan Carlos Campo, presentado por el PSOE y propuesto por Andalucía; y José Luis Aurtenetxe, presentado por el PNV y propuesto por el País Vasco. "Hay casos en que no aparece con claridad el cómputo de los 15 años", dijo ayer, sin entrar en detalles, el vicepresidente del Senado, Isidre Molas (PSC).

La situación es de parálisis. El PP ha avalado sólo a dos candidatos, Hernando y López. El PSOE los considera contaminados políticamente tras una legislatura en la que utilizaron sus cargos para cuestionar al Gobierno. Los socialistas advierten, además, del daño que haría al Constitucional nombrar a dos magistrados que pueden ser recusados en multitud de asuntos. Por su parte, el PSOE ha votado en las comunidades a 16 candidatos con los que esperaba negociar su cuota de dos magistrados, dentro de los cuatro que debe elegir el Senado. La jugada del PP, presentando sólo dos inasumibles para los socialistas ha bloqueado la renovación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de octubre de 2008