Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis financiera mundial | Impacto en los mercados

Desplome histórico de la Bolsa española

El Ibex 35 vive su peor sesión, su peor semana y su peor año desde que se creó - Una de cada tres empresas del índice pierde más de la mitad de su valor en 2008

La peor sesión de la historia del Ibex 35 cerró ayer la peor semana del índice, en lo que va camino de convertirse también en el peor año de la Bolsa española. El miedo atenazó a los inversores desde primera hora de la mañana. El desplome de Wall Street en el último tramo de la sesión del jueves y el efecto dominó sobre los mercados asiáticos presagiaban una sesión dramática.

El contagio de la crisis a Latinoamérica lastra a los grandes valores

Poco después de la apertura, el Ibex 35 ya caía más del 8%. El desplome del índice Dow Jones al iniciarse las operaciones provocó que la caída llegase a ser de un máximo del 10,78% por la tarde. El mercado siguió luego la estela neoyorquina hasta el cierre, con fuertes altibajos que dejaron el balance final de la sesión en una caída del 9,14%. Las pérdidas semanales han sido del 21,2%, sin precedentes en el Ibex 35. Y el retroceso acumulado en lo que va de 2008 es del 40,7%, con lo que no parece difícil que el balance de final de año sea una pérdida superior al 28% del año 2002.

Con el desplome de ayer, el Ibex 35 acumula una caída de casi el 45% desde el máximo histórico que marcó en noviembre del año pasado (16.040 puntos). Curiosamente, ese máximo llegó unos meses después de que la crisis financiera internacional estallase, en agosto de 2007. Este año, sin embargo, empezó con mal pie. La Bolsa cedió un 13% en enero, lo que supuso el peor arranque de ejercicio en los 130 años de que hay datos de la Bolsa española. De ese mes databa hasta ayer la mayor caída de la historia del Ibex, causada por el cierre masivo de las posiciones de Société Générale que había tomado fraudulentamente el operador Jerôme Kerviel.

Las Bolsas sufrieron su siguiente batacazo en marzo, con la quiebra de Bear Stearns. Tras una leve recuperación, los últimos meses han sido de constante goteo a la baja hasta que el caos se apoderó de Wall Street con la quiebra de Lehman Brothers, la venta de Merrill Lynch y la intervención de la aseguradora AIG. El contagio de la crisis a Europa (con las caídas de bancos británicos, belgas, islandeses, alemanes o daneses) y la congelación de los mercados crediticios han acelerado las caídas. Ni siquiera la intervención coordinada de los bancos centrales para bajar los tipos de interés y los planes de rescate de Estados Unidos y Europa han aliviado la crisis.

Ayer, a diferencia de otras sesiones, la Bolsa española fue la más castigada de Europa. La crisis financiera mundial se está cebando con las monedas de los principales países latinoamericanos, como Brasil y México, que han tenido que intervenir en defensa de sus divisas. Ese contagio de la crisis a Latinoamérica es muy dañino para las tres principales empresas de la Bolsa española (Telefónica, Banco Santander y BBVA), que ayer sufrieron pérdidas entre el 9,1% y el 12,78% y arrastraron al índice con su caída.

La mayoría de los valores del mercado marcó ayer su mínimo anual. De las 35 empresas del índice selectivo, hay 12 que pierden más de la mitad de su valor en lo que va de 2008. Acciona, Telecinco, OHL, Sacyr y BME han caído más del 60%. Con todo, la Bolsa española aún pierde en el año menos que las de París, Francfort o Londres (teniendo en cuenta la caída de la libra en este último caso).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de octubre de 2008