Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La carrera hacia la Casa Blanca

Obama consolida su ventaja entre los votantes registrados en Estados clave

Los demócratas atraen a más electores nuevos que los republicanos

Cuando ayer acababa el plazo para registrarse como votante en una veintena de Estados, el candidato demócrata a la Casa Blanca, Barack Obama, consolidaba su ventaja en varios campos de batalla decisivos para la victoria electoral el próximo 4 de noviembre. En Estados como Florida, Virginia, Ohio y Colorado, las cifras de nuevos votantes registrados favorecen al senador por Illinois, ya que los nuevos electores o bien se han inscrito directamente como demócratas o bien proceden de zonas urbanas que demográficamente favorecen a Obama.

En Florida, Virginia, Colorado y Ohio, los inscritos favorecen al senador de Illinois

Los demócratas ya cuentan con más de 800.000 nuevos votantes registrados en una decena de estos Estados vitales para la victoria en noviembre. En comparación, los republicanos sólo han añadido unos 300.000 nuevos electores al cómputo total, según datos de las comisiones electorales estatales. El Partido Republicano, sin embargo, asegura que estas cifras no significan una victoria automática del candidato demócrata. Para ganar las elecciones no basta con registrar votantes. Hay que asegurarse de que acuden a las urnas el día de las elecciones.

En todos los Estados, excepto Dakota del Norte, es indispensable haberse suscrito anticipadamente para poder votar. En muchos de ellos, los ciudadanos que no se registraron ayer han perdido ya la oportunidad de ejercer este derecho. Algunos Estados han tratado de facilitar este trámite, ofreciendo la posibilidad de registrarse a través de Internet. Otros -una decena- permiten que los votantes se inscriban en las urnas el mismo día de las elecciones. Entre ellos sólo se cuentan algunos de los Estados que se mantienen en el aire en las encuestas, como Iowa, Wisconsin o Minnesota.

Una de las estrategias de Obama para ganar terreno en Estados que en las elecciones presidenciales de 2004 votaron a George Bush ha sido la de enviar a voluntarios a registrar votantes en zonas con considerables índices de abstención, como Carolina del Norte, Indiana o Virginia. Ayer, día de cierre de las oficinas de inscripción de votantes en muchos de estos campos de batalla, las cifras confirmaban el éxito de la estrategia del senador por Illinois.

La mayoría de Estados permite que los votantes se registren como demócratas, republicanos o independientes. Muchos de los nuevos votantes se identifican como demócratas, y como tales se han registrado. Es el caso de Florida, donde hay 130.000 nuevos electores registrados como afiliados a este partido. La cifra de republicanos, sin embargo, ha caído respecto a 2004: hay inscritos 1.000 votantes menos, según informa el Secretariado de Estado de Florida.

Este dato parece no afectar a los republicanos. "En 2004 también había más demócratas registrados, y el presidente Bush ganó las elecciones por 381.000 votos", explica Katie Gordon, portavoz del Partido Republicano de Florida, en conversación telefónica. "Lo que importa es que esos votantes que se han registrado hasta ahora acudan a votar en noviembre. Y en eso, los conservadores siempre han sido más eficientes".

Al fin y al cabo, este Estado, que ofrece 27 valiosos votos electorales, ha elegido a George Bush como presidente y a su hermano Jeb Bush como gobernador en dos ocasiones. El gran aliado de los republicanos en este Estado es el absentismo. Además, aunque un votante se registre como demócrata o republicano, en el día de las elecciones puede votar al candidato que se le antoje.

En otros Estados, no está permitido registrarse como republicano o demócrata. Es el caso de Virginia, donde, hasta el momento, hay 348.978 nuevos votantes, según el Comité Electoral del Estado. Pero la procedencia geográfica de estos nuevos electores es una excelente noticia para el equipo de Obama. El sur de Virginia es una zona tradicionalista y rural, que ha otorgado la victoria al candidato republicano indefectiblemente desde 1964. La población del norte, sin embargo, ha crecido gracias a la rápida expansión de los suburbios de la ciudad de Washington, cuya zona metropolitana alcanza ya los cinco millones de habitantes. Es esta importante bolsa urbana la que ha permitido que el demócrata Tim Kaine haya llegado a ser el actual gobernador.

"Estamos viendo un gran incremento de nuevos votantes en las zonas urbanas", explica Nancy Rodrigues, jefa de la oficina electoral de Virginia. "Además, un 40% de los nuevos registros son de votantes de menos de 25 años, gente que quiere tomar parte en estas elecciones por primera vez". Este perfil, el de un joven habitante de una zona suburbial, es un caldo de cultivo idóneo para una posible victoria de Obama en este Estado, tradicionalmente conservador. Lo que ahora debe conseguir el senador es que toda esta gente que ya se ha registrado se desplace hasta las urnas el próximo 4 de noviembre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de octubre de 2008