Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis financiera mundial | Los problemas de la banca

Reino Unido se suma a Irlanda y Grecia y eleva las garantías de los depósitos

La Autoridad de Servicios Financieros del Reino Unido decidió ayer aumentar las garantías de los depósitos bancarios hasta 63.500 euros por cliente, frente a los 44.500 euros vigentes hasta ahora. La medida, que ya había sido prometida por el primer ministro, Gordon Brown, entrará en vigor el próximo martes. Londres ha tenido que nacionalizar ya dos bancos, Northern Rock y Bradford & Bingley, en lo que va de año. Con esta decisión, el Reino Unido sigue la senda iniciada el pasado lunes por Irlanda, que acordó garantizar el 100% de los depósitos de sus seis principales bancos, para evitar una debacle financiera. También Grecia decidió el pasado jueves conceder garantías ilimitadas a los depósitos de empresas y particulares en las instituciones financieras.

La decisión de Irlanda provocó inicialmente un serio malestar en numerosos Gobiernos de la Unión, que calificaron la medida de "competencia desleal". La Comisión todavía no se ha pronunciado y "mantiene contactos" con las autoridades irlandesas para analizar el asunto, según manifestó ayer el portavoz de Competencia, Jonathan Todd. Fuentes comunitarias manifestaron, sin embargo, que la decisión no podría ser aceptada por Bruselas. Diversos economistas han señalado que la concesión de la garantía absoluta de todos los depósitos plantea serios problemas de "riesgo moral", pues invita a los bancos a tomar medidas más arriesgadas a sabiendas de que, en caso de crisis, el Estado estará siempre detrás para socorrerles con el dinero de los contribuyentes.

La concesión de garantías ilimitadas fue uno de los asuntos que plantearon los principales bancos europeos en la reunión que mantuvieron el pasado jueves con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, y los comisarios Joaquín Almunia (Asuntos Económicos), Neelie Kröes (Competencia) y Charlie McCreevy (Mercado Interior).

Los responsables de las principales instituciones financieras solicitaron al Ejecutivo comunitario algún tipo de intervención para coordinar criterios en esta materia. Sin embargo, la diversidad de los sistemas existentes y de las cuantías garantizadas hacen muy difícil una solución. Varios países, España entre ellos, mantienen una garantía de 20.000 euros por cuenta. Italia, sin embargo, garantiza 103.000; Francia, 70.000; y Estados Unidos, 72.000.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de octubre de 2008