Análisis:Cosa de dos
Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

Invención

Suele ser entretenido imaginar lo que nunca ha ocurrido. Estados Unidos, por ejemplo, no ha sufrido ninguna invasión digna de ese nombre. Durante la guerra contra el Reino Unido (1812-1815), los británicos llegaron a Washington e incendiaron la Casa Blanca, que entonces no era blanca y, por tanto, no se llamaba así. También hicieron una incursión por el sur, hasta que el general Andrew Jackson, futuro presidente (y uno de los mejores hasta la fecha), logró una victoria decisiva en Nueva Orleans. Pero aquello fueron batallas. No hubo ocupación.

A los guionistas televisivos estadounidenses les cuesta inventarse un invasor a la altura de la gran superpotencia. Por eso, tradicionalmente, han echado mano de extraterrestres, convenientemente disfrazados: desde los tipos con el dedito tieso de la vieja Los invasores hasta los lagartos con funda humana de V. En el cine también han predominado los extraterrestres, aunque en momentos de máxima paranoia, como en los años de Reagan, se recurrió a los soviéticos: recuérdese aquel producto inefable llamado Amanecer rojo.

Ahora, a la siempre solvente HBO se le ha ocurrido aventurarse en otro territorio inexplorado. Partiendo de la actual crisis financiera, el guionista Bradford Winters ha creado un escenario hipotético: una larga recesión, una serie de desastres naturales y la consiguiente pérdida de la hegemonía planetaria fuerza a los estadounidenses a una emigración masiva. En unas cuantas décadas, tres o cuatro, en ciudades de todo el mundo existen los Americatown, exóticos barrios de inmigrantes americanos. La serie, que aún no ha empezado a rodarse, se llamará así, Americatown.

Supongamos que una productora española quisiera realizar algo parecido. Es decir, imaginar algo que nunca hubiera ocurrido en España. ¿Guerras? Hemos visto muchas. ¿Invasiones? Lo mismo. ¿Emigración? ¿Miseria? ¿Tiranía? ¿Fanatismo religioso? Todo trillado.

En realidad, no todo. Se podría imaginar una España con un solo idioma, o un País Vasco étnicamente distinto al resto del mundo, o una Cataluña independiente invadida de pronto por los castellanos. Pero eso ya lo han inventado los nacionalismos.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS