Madrid reúne datos sobre cientos de enterrados en fosas de ambos bandos

Gallardón envía a Garzón un informe con los "diarios de inhumación" de la guerra

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón tiene desde ayer sobre su mesa el informe que pidió al Ayuntamiento de Madrid -como a otras tres ciudades españolas y a diversas instituciones- con la relación de datos sobre desaparecidos durante la Guerra Civil y la posguerra en la capital. Y la conclusión es que hubo cientos de "inhumados en fosas comunes" entre el 17 de julio de 1936, fecha del inicio de la contienda, y 1943, ya bajo la dictadura franquista. Cientos de víctimas de ambos bandos: republicanos y sublevados. Madrid permaneció durante toda la guerra leal a la República, hasta que fue tomada por las tropas de Franco el 28 de marzo de 1939. Cuatro días después terminó la guerra.

En La Almudena hay "desconocidos inhumados en tumbas temporales"

Más información

El documento cita expresamente el registro que figura en el "Libro Diario de Inhumación" del cementerio de La Almudena -el mayor de Madrid- entre los días 23 y 31 de julio de 1936 (el mes en que estalló la guerra). "Aparecen registradas 82 personas con nombre y apellidos y 290 desconocidos, todos ellos inhumados en fosas comunes". El informe no lo dice, pero esas víctimas eran del bando franquista, porque "los restos fueron exhumados el día 20 de junio de 1944 [ya en la dictadura] y trasladados al denominado Panteón Cuartel de la Montaña, ubicado en la tercera meseta de este mismo cementerio, próximo a la actual capilla". El Panteón Cuartel de la Montaña es un monumento a las víctimas franquistas de la guerra en Madrid, y Falange Española ha realizado allí, ya en democracia, algunos homenajes a sus caídos. La mayoría de los muertos del bando de los sublevados fueron localizados, registrados y reconocidos tras la guerra, algo que no sucedió con los republicanos.

Del resto de los enterrados en fosas comunes de la capital, sobre todo de los desaparecidos en los primeros años del franquismo -los más duros en cuanto a la represión del bando perdedor- no aparecen datos tan precisos. El documento elaborado por el consistorio que preside Alberto Ruiz-Gallardón (PP) habla de seis cementerios en los que, en esos años, se realizaban enterramientos, pero no precisa si en todos hubo fosas comunes. Sólo dos estaban gestionados por el ayuntamiento: el cementerio de La Almudena y el Civil; los otros cuatro, por el Arzobispado.

A partir de agosto de 1936 "también hay inhumaciones de personas desconocidas, inhumadas en sepulturas temporales". Y en 1937, 1938, 1939, 1940, 1941, 1942 y 1943 "figuran en varias fechas de los libros Diarios de Inhumación personas desconocidas que fueron inhumadas en sepulturas temporales, que posiblemente tengan relación con el procedimiento 0000399/2006". Ese procedimiento es el impulsado desde hace dos años, por una veintena de asociaciones de recuperación de la memoria histórica de toda España que reclaman la búsqueda de los desaparecidos en el juzgado de Garzón.

El juez aún no ha decidido si admite a trámite esas denuncias. Hasta el momento se ha limitado a pedir información al Archivo General de la Administración y el Ministerio de Defensa, la Iglesia y otros tres ayuntamientos -los de Granada, Córdoba y Sevilla- para determinar si es o no competente para investigar esas desapariciones. La decisión del juez está prevista para los próximos días.

Las asociaciones personadas hasta el momento en la causa han entregado un listado al juez en el que cifran los desaparecidos republicanos durante le Guerra Civil en 143.353 personas. Garzón les reclamó el 25 de septiembre un listado único en el que no se repitieran nombres.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 01 de octubre de 2008.

Lo más visto en...

Top 50