Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los vecinos alertaron

El ruido, los trapicheos y la gente sospechosa que frecuentaba una casa de Nueva Andalucía hizo que los vecinos de la zona alertaran al Ayuntamiento sobre lo que parecía un prostíbulo problemático. La concejal de Seguridad, María Francisca Caracuel, explicó ayer que el 23 de agosto se reunió con un grupo de residentes que le trasladaron su inquietud por la mala gente que rondaba por la casa, en la que residen las dos prostitutas que han denunciado a un policía local por golpearlas y violar a una de ellas. La edil se reunió con el comisario de Marbella, Francisco Arrebola, y le trasladó el problema. Se abrió una investigación, de la que no supo mucho más hasta la semana pasada. La denuncia de las mujeres ha provocado la detención de seis agentes, -entre los que está el policía local al que acusan de malos tratos- que todavía están pendientes de pasar a disposición judicial. El Ayuntamiento ha adelantado que, en caso de mantenerse las imputaciones, la mayoría por omisión del deber de perseguir delitos, suspenderá de empleo y sueldo a los agentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de octubre de 2008