Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Gracias, Antonio

Santiago, A Coruña

En la carta de Antonio Muñoz Molina, Steiner y nosotros, de Suso de Toro, me pregunta si tuve en cuenta que en hebreo se escribieron El Cantar de los cantares, El libro de Job, los Salmos o las Lamentaciones al valorar la tradición literaria en esa lengua. Pues sí, la verdad es que lo tuve en cuenta pero, aún agradeciéndole que haya leído atentamente mi artículo (gracias, Antonio), con más atención reparará en que me referí a la tradición "estrictamente" literaria. Y es porque entiendo que la Torá, o Pentateuco, a la que se refiere son textos religiosos actuantes todavía hoy para los creyentes judíos y para los evangélicos.

Por lo mismo no considero literatura estrictamente tampoco al Corán, con independencia de que ésos u otros textos religiosos puedan ser leídos como literatura en sí por un lector profano. En general, considero literatura estricta a la profana, a eso me refería. Pero sí que valoro y me estimula la lectura de la Biblia, tanto los textos que nos han llegado desde el hebreo, como desde el arameo o el griego.

Un granito, o dos, de ironía sí que aprecio en su "duelo de titanes Suso de Toro-George Steiner". Esa ironía refleja un punto de vista subjetivo y una incomodidad personal, en esas cosas no cabe mucho la discusión.

Si a él se lo parece así será para él.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de octubre de 2008