Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 77% de las inversiones del Estado en Galicia se destinan a infraestructuras

"Las cuentas del PP parecen de la prehistoria comparadas con éstas", dice Touriño

2.020 millones de euros para "casar la austeridad, el esfuerzo serio en infraestructuras y el compromiso social". El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, desgranó ayer las cuentas públicas satisfecho de que el Gobierno central invierta ahora en Galicia 1.000 millones de euros más de lo que gastaba el último Ejecutivo de Aznar.

El BNG intentará mejoras sustanciales en " las carencias" de los presupuestos

Más de tres cuartas partes de la previsión del gasto del Ejecutivo de Zapatero en la comunidad para el próximo año van destinadas a infraestructuras: 1.551 millones de euros, de los que 909 millones se invertirán en la alta velocidad ferroviaria. Las partidas más relevantes del Ministerio de Fomento corresponden a la línea Ourense-Santiago (337 millones) y el eje atlántico de la Alta Velocidad. que recibe 191 millones, un 24% más que en los Presupuestos del año pasado.

El tramo Ourense-Lubián acapara 250 millones de euros que, sumados a los 400 millones que recibe el trayecto Lubián-Zamora-Medina, garantizan un impulso a la conexión con la meseta. "Eso nos permite el compromiso de licitar todos los tramos de la entrada del AVE en Galicia, a través de Ourense", pronosticó Touriño, quien remarcó que comparadas con éstas, "las cuentas del PP parecen la prehistoria". Otras grandes obras, como la Autovía del Cantábrico, reciben 86 millones, y los recursos para puertos se incrementan un 7% hasta 233 millones de euros que se repartirán las dársenas de A Coruña, Ferrol, Vigo y Vilagarcía.

El segundo ministerio más inversor es el de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, con 310 millones de euros y numerosos capítulos destinados a mejorar la calidad de las aguas en las rías. Las depuradoras de A Coruña (23 millones), Santiago (11 millones) el acondicionamiento de la estación de Lugo (9,4 millones) y la depuración y vertido de Ferrol (11,7 millones) son las principales apuestas del departamento de Elena Espinosa.

En su comparecencia ante la prensa para explicar el anteproyecto de Presupuestos -que todavía deberá ser tramitado en el Congreso de los Diputados- el jefe del Gobierno gallego estableció un segundo pilar, justo al gasto en obra pública, y que "privilegia la protección social". Touriño citó el esfuerzo en las prestaciones para jubilación que se incrementará en 482 millones de euros durante el año próximo "para que 260.000 pensionistas tengan un incremento del 6% en las pensiones mínimas".

La asignación para becas del Ministerio de Educación crece hasta alcanzar 37 millones de euros y el de Vivienda duplica las ayudas al alquiler con un presupuesto de 21 millones. El objetivo es que 10.700 jóvenes puedan acceder el año próximo a la renta de emancipación. La educación de 0 a 3 años recibe 5 millones de euros y los fondos destinados a dependencia 127 millones, lo que supone un 38% de aumento sobre el ejercicio en curso.

Tanto el presidente de la Xunta, como el delegado del Gobierno en Galicia, Manuel Ameijeiras, que presentaron los presupuestos en dos actos simultáneos en A Coruña y Santiago, se explayaron comparando las cifras de inversión con otros parámetros económicos y demográficos de la comunidad. "Los 2.020 millones de euros representan un 32% más que el peso demográfico de Galicia y un 53% más que el PIB y la inversión, de 729 euros por habitante, supone un 33% más que el resto de las comunidades autónomas", explicaron uno y otro, calcando prácticamente el discurso.

Preguntado sobre si existe un compromiso del Ministerio de Fomento para ejecutar la totalidad de las partidas, Touriño recalcó que, aunque en obras públicas siempre quedan partidas por gastar, el departamento de Magdalena Álvarez agota sus presupuestos mejor de lo que lo hacía su antecesor, Francisco Álvarez Cascos, del PP. De paso, a provechó para cargar contra el líder del Partido Popular en Galicia, Alberto Núñez Feijóo, al que Touriño acusó de "mentir, rueda de prensa, tras rueda de prensa".

El incremento del Presupuesto, que supone el 8,1% de la inversión territorializada del Estado, no satisfizo al BNG, que espera "mejorar sustancialmente" las cuentas en el trámite parlamentario. El Bloque, en boca de su coordinador ejecutivo, Francisco Jorquera, pidió más dinero para el eje atlántico del AVE y confió en "subsanar las carencias" de los números del Ministerio de Economía. Como viene haciendo durante las últimas semanas, el BNG se ofreció a dialogar con el Ejecutivo de Zapatero para lograr unas cuentas justas para Galicia.

Touriño, sin embargo, matizó la capacidad de presión del Bloque en Madrid y recordó que "los presupuestos entran en el Parlamento con 2.020 millones de euros para Galicia gracias a un Gobierno presidido por un socialista: José Luis Rodríguez Zapatero. Eso es lo que importa a los ciudadanos, no sé a los demás", advirtió el presidente.

"2020 es el año del tren"

El líder de la oposición calificó las cuentas públicas del Gobierno para Galicia de "Presupuestos pantalla" y puso en duda la ejecución de las partidas en los distintos ministerios. Alberto Núñez Feijóo, hizo un juego de palabras con la cantidad que el Estado destina a Galicia e ironizó con que "2020 será el año hasta el que habrá que esperar para que la comunidad cuente con el AVE y las autovías interiores".

El presidente del PP gallego volvió a dudar ayer de los plazos para la llegada de la Alta Velocidad a Galicia, pronosticó que Touriño dejará de ser presidente antes de que comience el tramo Ourense-Lubián. Además incidió en que las cuentas públicas destinan menos partidas a la provincia de Zamora, donde hay más proyectos del AVE aprobados, que a Ourense, donde la tramitación está más atrasada.

Por ello, volvió a pedir la constitución de la comisión de seguimiento de las infraestructuras, aprobada por unanimidad por los tres grupos en el Congreso de los Diputados, para garantizar la "ejecución real de los Presupuestos". Feijóo aseguró que Galicia está ante el mismo guión capítulo y libro de todos los años y que la cifra prevista por el Gobierno central es la suma de lo que no gastó el Estado desde 2005.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de octubre de 2008

Más información