Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Santana presenta un ERE que afectará a 350 trabajadores

El expediente se centra en la rama automovilística

La compañía Santana Motor, de Linares (Jaén), propiedad de la Junta de Andalucía, no va a poder resistir a los efectos de la recesión en el mercado automovilística y el próximo lunes comunicará al comité de empresa la presentación de un expediente de regulación de empleo (ERE), una medida que ya han tomado algunos de los principales grupos de automoción en España. En principio, según la información facilitada por el consejo de administración a los delegados sindicales, el expediente podría tener una duración de un año y afectar a la rama automovilística de la compañía, es decir, a Santana Militar, la que fabrica los vehículos todoterreno Aníbal y Massif de la mano de Fiat-Iveco. En concreto, el expediente afectaría a los 350 trabajadores de esta rama, sobre una plantilla de 560 empleados de Santana Motor. El resto de la plantilla ha sido reubicada en otras compañías que han alcanzado acuerdos de fabricación con Santana, como CAF (fábrica vagones de tren), Aemsa (aerogeneradores) o Iturri (vehículos industriales).

Sorpresa sindical

El ERE ha cogido por sorpresa a los trabajadores de Santana Motor, máxime porque consideran que sería una medida que supondría un "retroceso" para el plan de diversificación industrial de la planta linarense, puesto en marcha por la Junta. Así lo manifestó ayer Enrique Martínez, delegado de UGT, que añadió que, cuando los términos del expediente, van a solicitar que no se vea afectado el poder adquisitivo de los trabajadores.

Ya en el ejercicio de 2007 Santana Motor facturó un 26% menos con relación al año anterior (pasó de 129 a 95 millones de euros) y la producción de vehículos pasó de las 13.400 unidades de 2006 a los 6.442 del pasado año. Eso sí, gracias al plan industrial para diversificación su actividad, Santana ha ido reduciendo sus pérdidas en los últimos años, pasando de los 31 millones que perdió en 2004 a los 12,7 millones del último ejercicio. Según el acuerdo suscrito en su día entre Santana y Fiat Iveco, la multinacional italiana tiene una opción de compra de su rama automovilística.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de septiembre de 2008