Camps crea una red familiar contra los abortos de mujeres sin recursos

El Consell aprobará hoy una iniciativa pública que se inspira en la Casa Cuna

Las medidas a las que aludió ayer el vicepresidente social de la Generalitat desarrollarán la ley de Protección Integral de la Infancia y la Adolescencia de la Comunidad Valenciana, aprobada el pasado 3 de julio. Y, en concreto, el artículo segundo en el que la Generalitat se compromete a "garantizar y proteger la vida en formación", así como "las madres gestantes que estén decididas a tener a su hijo".

El Consell pretende reducir a la mitad la espera para adoptar un niño

La contraofensiva del Consell, que preside Francisco Camps, al anuncio del Gobierno de reformar el aborto e introducir una ley de plazos va tomando cuerpo. La batería de medidas "en favor de la maternidad" a la que aludió el martes el presidente del Consell, Francisco Camps, incluirá la posibilidad de que familias voluntarias tutelen a mujeres embarazadas sin recursos para que no aborten. La idea es que la gestante "esté en su casa, viva como una hija más y dé a luz", como explicó ayer el vicepresidente social del Consell, Juan Cotino, que comparó esta iniciativa con los servicios que presta la Casa Cuna Santa Isabel en Valencia.

A esta opción se podrán acoger tanto mujeres que quieran hacerse cargo del bebé -en cuyo caso se ofrecerán ayudas sociolaborales, educativas y económicas- como quienes lo cedan en adopción. Cotino indicó que ya hay familias que se han dirigido a la Generalitat "a través de asociaciones" para ofrecerse a alojar a estas mujeres, aunque evitó especificar a qué entidades están ligadas estas personas. Tampoco ofreció más detalles de esta medida, que, como el resto del paquete, se encuentra en estado embrionario. De hecho, está previsto que en el pleno del Consell de hoy se constituya la comisión -integrada por Bienestar Social, Educación, Sanidad, Inmigración y Justicia- que ha de elaborar el programa completo.

Cotino eludió ayer referirse explícitamente al aborto. "No podemos entrar en la opinión de cada madre o de cada persona, nosotros vamos a trabajar por la vida", indicó. Sí lo hizo el miércoles: "Queremos ofrecer apoyo a las mujeres que no puedan asumir la crianza de sus hijos y como alternativa al abandono o la interrupción del embarazo".

Las iniciativas dirigidas a combatir la interrupción del embarazo se complementan con otras que pretenden agilizar las adopciones nacionales. "Estamos viendo que hay madres que quieren dar a luz y desean una seguridad para el futuro de sus hijos, aunque ellas no quieran ser la familia que los va a atender", comentó Cotino. Su intención es reducir a la mitad el largo proceso de tramitación, que ahora ronda los tres años. En las internacionales lograrlo "es mucho más complejo", porque intervienen administraciones del exterior en las que no se puede interferir, apuntó.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Pero además de combatir el exceso de burocracia, las intenciones de Bienestar Social van más lejos. El vicepresidente tercero pretende asignar los bebés antes de nacer a sus padres de adopción. La legislación española impide esta posibilidad, ya que la renuncia no se puede formalizar antes de las primeras 24 horas de vida del niño y requiere una confirmación al mes. Sin embargo, el responsable de la política social de la Generalitat ha encargado a la consejería de Justicia la tarea de buscar la posibilidad de dar forma legal a esta posibilidad "que sí contemplan otros países".

El plan conjunto que impulsarán las cinco consejerías contempla crear tres centros, uno por provincia, para asistir, apoyar e informar a la mujer embarazada "manteniendo siempre su anonimato". Además, aprovechando la estructura de los cinco departamentos, se creará una red denominada "més vida" integrada por 186 puntos de encuentro donde se dará a conocer a la mujer embarazada la "guía de recursos a la maternidad" y las ayudas que le presta el Consell. A ello se suma la intención de poner en marcha una página web específica para dar respuesta a las gestantes y un teléfono de información gratuito.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS