Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Xunta y PP cruzan acusaciones sobre la limpieza de las licencias eólicas

Los socialistas cierran filas con el BNG en torno a la adjudicación de los parques

"Califiquen sus políticas con resultados, no comparando con otros". "El PP, con luces y con sombras, llevó a Galicia por el camino del éxito". Con estas palabras replicó el diputado del PP Ángel Bernardo Tahoces al conselleiro de Industria, el nacionalista Fernando Blanco, cuando éste le emplazó a aclarar el "fraude de ley" cometido por el Gobierno de Manuel Fraga al adjudicar hasta "ocho paquetes eólicos" a una misma persona sin que existiera el preceptivo plan industrial.

La ley de Residuos permitirá eludir multas a cambio de limpiar en la calle

Blanco respondía así a las dudas aventadas por el propio Tahoces al poner en cuestión la imparcialidad de la empresa privada contratada para sistematizar la documentación de las 172 solicitudes presentadas al concurso que debe adjudicar 2.325 nuevos megavatios de energía eólica. El PP, según el conselleiro, debería explicar "cómo es posible que a una consultora independiente le pongan tanto problema" cuando el Gobierno de Fraga concedió "el estudio de ordenación eólica a una consultora propiedad de una de las empresas que se presentaba y que obtuvo muy buenos resultados". "Hay que tener cara", remachó.

El conselleiro, cuyas tesis fueron respaldadas sin fisuras y en todo momento por el portavoz del PSdeG, el diputado José Manuel Gallego Lomba, lamentó las "mentiras" de Tahoces, aunque "tres mentiras y una media verdad", se consoló, "no construyan un discurso político". Blanco aprovechó la ocasión para defender, una vez más, las ventajas del concurso eólico: evita la especulación sobre las concesiones, garantiza una adjudicación transparente y reglada y sigue los principios de un modelo de explotación socialmente responsable que busca dinamización económica y gestión profesional. "Es un modelo mucho más garantista que el anterior tanto en la admisión a trámite como en la resolución", subrayó. La semana próxima está previsto constituir la comisión que valorará los proyectos presentados.

Tahoces, sin embargo, insistió en poner el proceso bajo sospecha. La empresa que sistematiza las ofertas, aseguró, trabajó en el pasado para algunos de los aspirantes a concesión, "El concurso está envuelto en la arbitrariedad", aseguró.

Durante la sesión parlamentaria de ayer inició su tramitación parlamentaria el proyecto de ley de Residuos Sólidos de Galicia, una iniciativa con la que la Consellería de Medio Ambiente quiere actualizar y unificar la legislación en esta materia. El proyecto de ley, que aún está pendiente del trámite de enmiendas, incluye entre otras novedades la posibilidad de que los ayuntamientos puedan establecer, como alternativa a las multas, una prestación personal voluntaria de limpieza en la vía pública para aquellas personas que abandonen o viertan residuos en la calle.

El portavoz del PP, Jaime Castiñeiras, pidió la devolución de la ley al Gobierno por entender que se trata de una copia casi literal de la norma sobre residuos que rige en la Comunidad de Madrid, gobernada por el PP. El plan de residuos, añadió, es también una copia del que "dejó hecho" el Gobierno de Fraga, criticó. El conselleiro de Medio Ambiente, el socialista Manuel Vázquez, defendió la idoneidad de la ley y justificó las coincidencias con la norma madrileña en que ambas desarrollan las directrices de la Unión Europea y la legislación básica estatal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de septiembre de 2008