Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Endesa e Iberdrola no aumentarán la inversión en seguridad nuclear

El CSN informará a la Generalitat de las incidencias en las centrales por SMS

Ni un céntimo más de lo previsto. Endesa e Iberdrola, propietarias de las nucleares de Ascó (Ribera d'Ebre) y Vandellòs (Baix Camp), rechazan aumentar las inversiones en mantenimiento y seguridad de las nucleares. Así lo ratificó ayer el Ministerio de Industria, que se reunió con las eléctricas el pasado martes en Madrid.

Las dos empresas desoyen así las reclamaciones del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), máxima autoridad en seguridad nuclear del país, y de la Generalitat, que vinculan la sucesión de averías en las nucleares catalanas a la escasez de inversiones. Pese a las quejas, no se invertirá más en seguridad.

Las eléctricas hacen oídos sordos a la petición del Ministerio de Industria

El Ministerio de Industria también reclamó mayores inversiones a las eléctricas y también fue ignorado. Endesa e Iberdrola han sorteado así a los únicos organismos que controlan la actividad nuclear española. Ambas poseen siete de los ocho reactores nucleares de España, incluidos los tres de Ascó y Vandellòs. Estos reactores suman 27 accidentes en lo que va de 2008. Uno de ellos, el incendio en el reactor de Vandellós, mantiene la central parada desde agosto.

Industria y el CSN tratan de ocultar el desaire señalando que aumentarán el control sobre las centrales. "Estaremos encima de todo lo que hagan", señaló Industria, cuyo portavoz reconoció: "Ha sido imposible modificar las inversiones que las nucleares tienen planificadas".

El CSN destacó que tras 28 años de existencia ha dado "un primer paso" para mejorar su coordinación con Cataluña. El organismo y la Generalitat firmaron un protocolo que acuerda usar SMS y correos electrónicos para comunicar las incidencias que generen las centrales instaladas en territorio catalán.

La Generalitat, incómoda por su papel de comparsa en la fuga radiactiva de Ascó del pasado noviembre, ya había anunciado hasta tres veces el logro de haber reforzado su compenetración con el CSN, lo que finalmente se plasmó ayer. Sigue quedando lejos la petición del Departamento de Interior para asumir más competencias en los planes de emergencia nuclear. Ayer, Interior se conformó con que dicho plan reciba el asesoramiento del CSN mientras su aplicación sigue dependendiendo de la Delegación del Gobierno. "A partir de ahora los ciudadanos y los alcaldes catalanes estarán mejor informados", señaló Joan Boada, secretario de Interior.

Los municipios cercanos a las nucleares no se atrevieron a tanto. La mayoría de sus ayuntamientos desconocían ayer la existencia del nuevo protocolo, que tampoco incumbe a las nucleares de Ascó y Vandellós. Éstas seguirán informando al CSN y no al Gobierno catalán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de septiembre de 2008