Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero impulsará el gallego en la Administración

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, admitió ayer en el Congreso que todavía es necesario "adoptar medidas complementarias" para que la Administración del Estado respete en Galicia el derecho de los ciudadanos a utilizar el gallego y a ser atendidos en la lengua de la comunidad.

En respuesta a una pregunta del diputado nacionalista Francisco Jorquera, el presidente recordó que su Gobierno lleva años "trabajando en un esfuerzo por hacer efectivos los derechos lingüísticos que establece la Constitución", como demuestran las medidas tomadas en relación con leyes tan diferentes como la de acceso electrónico de los ciudadanos a los servicios públicos, la de modificación del registro civil o la que regula el permiso y la licencia de conducción por puntos.

"En el ámbito de la Unión Europea", recordó Zapatero, el Gobierno ha "promovido el reconocimiento efectivo de los idiomas cooficiales en España". "Y le puedo asegurar que, en coherencia con esa trayectoria, el Gobierno seguirá velando por el respeto a la cooficialidad, adoptando las medidas complementarias que en su caso fueran todavía necesarias, y soy consciente de que lo son, en algunos ámbitos de la administración general del Estado".

Protección desigual

En su turno, Jorquera subrayó que la protección jurídica de que goza el gallego "es muy inferior a la del castellano". "Esta es la situación, pese a las campañas impulsadas desde algunos ámbitos que intentan hacernos creer que es el castellano y sus hablantes quienes sufren discriminación". "Apelan a la igualdad de oportunidades para presentarnos un mundo al revés" cuando en realidad "son necesarias políticas activas que remuevan obstáculos, como las de normalización".

El BNG, precisó el portavoz de los nacionalistas gallegos en el Congreso, "siempre ha valorado" la "actitud de respeto a la diversidad lingüística y cultural" del presidente, pero ese "talante tiene que acompañarse de hechos".

Zapatero concluyó reiterando su "disposición a hacer efectiva la cooficialidad" y anunciando que los problemas detectados en determinados documentos de tráfico ya están en vías de solución. En cuanto a otros casos también citados Jorquera, aseguró tomar nota para "dar instrucciones y agilizar" las medidas que garanticen "un derecho incuestionable" como es el uso del gallego.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de septiembre de 2008