Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Cuando Anja se convierte en Alecs

Una diputada electa al Parlamento de Zúrich cambia de sexo

La transexualidad no es una opción a la que la sociedad esté todavía demasiado acostumbrada. Ni siquiera en países socialmente muy avanzados como lo es Suiza. Menos aún si la persona que cambia de sexo es un miembro del Parlamento. Pero tal es el caso de Anja Recher, política, de 32 años, que ha decidido convertirse en el señor Alecs Recher. Y hacer pública su opción, lo que le ha convertido en una estrella mediática de la noche a la mañana.

Alecs Recher es consejero comunal (el equivalente de diputado en el Parlamento autonómico) en el cantón de Zú-rich, de profesión pedagogo. Recher decidió dar a conocer su decisión tras haber comenzado un tratamiento hormonal a base de inyecciones de testosterona, primer paso hacia el cambio de sexo definitivo.

"Es mejor hablar claro antes de que surjan preguntas incómodas", dice

En declaraciones a los medios de comunicación, Alecs Recher afirmó que hablar claro es "lo mejor que se puede hacer antes que los cambios físicos comiencen a suscitar preguntas incómodas" entre sus colegas.

El político pidió en el Parlamento el pasado miércoles que sus compañeros le consideren desde ese momento "como a un hombre".

Pero su condición masculina es de momento simbólica. En Suiza, el cambio de identidad sólo es posible tras someterse a una operación de cambio de sexo, previo hacer un seguimiento psiquiátrico de dos años. Igualmente, se exige que el transexual sea estéril, "para evitar situaciones como el reciente embarazo de un hombre en Estados Unidos".

Alecs Recher es miembro de la Lista Alternativa, un partido minoritario. En su programa, el político dice querer trabajar "representando a los que no pueden defenderse" y por la igualdad de sexos. Con bastante sentido del humor, Recher afirmó ser la persona indicada, porque ha "probado ambas opciones".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de septiembre de 2008