Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El euro cae al mínimo en un año por el temor a la recesión en la UE

En dos meses, la divisa europea pierde el 13% de su valor frente al dólar - Los analistas creen que se trata de un movimiento de fondo, a largo plazo

No ha sido mérito del dólar, sino la acumulación de malas noticias sobre la economía europea, que podría entrar en recesión, lo que ha acabado arrastrando al euro a su nivel más bajo desde hace un año. El hecho es que los que estén pensando en viajar a Estados Unidos en los próximos meses deberían comprar billetes verdes, si siguen los consejos de los expertos. Pero no vayan corriendo. Los analistas consideran que el euro ha caído demasiado y es posible que repunte en próximos días.

El euro perdió ayer la marca de los 1,39 dólares por primera vez desde el 18 de septiembre de 2007 y cayó hasta el mínimo anual de 1,3882 dólares contagiado por el retroceso del precio del petróleo (con el que tiene una gran correlación) y el debilitamiento de la economía euro. Este valor mínimo anual se aleja mucho del máximo histórico logrado el pasado 15 de julio en 1,6039 dólares, y representa un 13,4% menos o unos 21 centavos de dólar menos que sólo hace ocho semanas. Al final de la tarde, la divisa europea se recuperó ligeramente para situarse en 1,3946 dólares, frente a los 1,4055 dólares del miércoles. Por su parte, el BCE fijó ayer el cambio de referencia en 1,3934 dólares.

Grandes fondos ven al dólar como refugio aunque la economía de EE UU no esté bien

"Las malas perspectivas sobre la economía en Alemania y el Reino Unido han sido definitivas para acelerar la caída del euro, aunque también ha influido que grandes fondos, sobre todo hedge funds, han comprado dólares en grandes cantidades como divisa de refugio", según fuentes de Société Générale.

Los expertos coinciden en que la depreciación ha sido demasiado brusca "porque había un consenso de que el euro estaba sobrevalorado y tenía que bajar. Pasado este movimiento, es posible que a corto plazo el dólar pierda algo de valor", opina Nuria García Manteca, de Ahorro Corporación.

Al margen de estos movimientos, "lo importante es que la tendencia de fondo no va a cambiar. Es un movimiento largo y profundo hacia la depreciación del euro. No porque la economía norteamericana empiece a recuperarse sino porque el euro estaba demasiado alto y en Estados Unidos se espera una subida de tipos de interés (al 2,5%) y en Europa un descenso, hasta 3,75%", apunta Iván Barbacid, de Barclays Wealth. Este banco sitúa al euro en 1,40 dólares en seis meses y en 1,38 para septiembre de 2009. Ahorro Corporación espera que la divisa europea esté mejor, entre 1,40 y 1,50 dólares, mientras que Société Générale apuesta por 1,40 para marzo de 2009 y 1,30 para septiembre de ese año. El futuro Gobierno de Washington, sea demócrata o republicano, no será un factor determinante para el dólar, según estas fuentes.

Lo curioso es que los expertos de Barclays creen que "el petróleo va a romper su correlación con el euro y subirá hasta 121,7 dólares por barril de precio medio en 2009". Si se cumplen estos vaticinios, la factura energética de los europeos se encarecerá mucho. La publicación de cifras económicas en EE UU frenó algo la caída del euro. Los precios de importación cayeron en agosto un 3,7%, más de lo previsto. El euro también se debilitó ayer frente al yen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de septiembre de 2008