Los fabricantes de coches ajustan su plantilla por la caída de ventas

General Motors reducirá 600 empleos en Zaragoza, y Ford, 1.300 en Valencia

Tres fabricantes de automóviles instalados en España coincidieron ayer en anunciar la reducción del ritmo de fabricación de sus plantas para hacer frente a la caída de la demanda de los principales mercados europeos donde va destinada el 85% de su producción. General Motors (GM), Ford y Seat se suman a Citroën, que también ha reducido su producción en Vigo. En los casos de Ford y GM, el ajuste anunciado ayer afectará al empleo.

La planta de General Motors en Figueruelas (Zaragoza) señala que desde el próximo 1 de noviembre planea reducir su plantilla hasta en 600 empleados. Una noticia que coincide con el anuncio de la supresión del tercer turno (nocturno) en la producción de sus modelos Meriva y Combo. Fuentes de la compañía señalan que esta medida obedece a su análisis continuo de los mercados europeos para reaccionar lo más rápidamente posible "en un sentido o en otro". Para el fabricante norteamericano, la flexibilidad es una parte muy importante de su estrategia en Europa.

En cuanto a la producción de Ford en Almussafes (Valencia), según fuentes de la empresa se trata de un ajuste temporal hasta de 1.300 trabajadores, que afectaría también al tercer turno hasta la entrada en producción del nuevo Fiesta prevista para el próximo mes de enero.

En este sentido, la dirección de Ford en Almussafes comunicó ayer al comité de empresa que presentará un expediente de regulación de empleo (ERE) temporal para 1.300 trabajadores. La vigencia del expediente se extenderá algo menos de tres meses, del 29 de septiembre al 17 de diciembre, cuando empiezan las vacaciones de Navidad. Los trabajadores se reincorporarán a principios de enero. La dirección de Ford Europa acordó el año pasado, después de larguísimas negociaciones, un acuerdo para garantizar la viabilidad de la planta que pareció eliminar la eventualidad del ERE. "Pero nadie preveía hace un año que el mercado fuera a caer como lo ha hecho", señaló un portavoz de la compañía. La caída de ventas en lo que va de año alcanza el 20% en España, prosiguió el 25% en Italia e Inglaterra, y el 10%, en Alemania, datos clave dado que algo más del 85% de los coches que salen de Almussafes se exporta.

Ford aseguró que "todos los trabajadores" volverán a sus puestos en enero. El secretario general de UGT en la planta, Gonzalo Pino, también se mostró confiado. Pero matizó: "Vamos a ver cómo evoluciona el mercado, y vamos a ver qué políticas económicas, de apoyo al sector, se ponen en marcha en España y en Europa. Si el mercado no mejora va a ser más difícil salir de esta situación".

En el caso de Seat en Martorell se ha acordado la supresión del tercer turno (nocturno) de los modelos Altea y León. Unos 500 trabajadores se verán afectados, de los que unos 200 se recolocarán en los turnos de día. El resto se verá afectado por medidas de flexibilidad, como la bolsa de horas. La medida supone la reducción de 300 coches diarios en la salida de la línea de montaje de estos modelos, aunque como señalan fuentes de la compañía, esto permitirá, además de reforzar la plantilla de los turnos de día, "reforzar la producción del nuevo Ibiza y adelantar el lanzamiento comercial del Exeo previsto para abril o mayo, por lo que podría salir en marzo".

Por otro lado, el fabricante francés Renault pretende suprimir un total de 5.000 puestos de trabajo en Europa, de los que 4.000 corresponden a sus plantas en Francia, informa José María Martí Font. Los sindicatos convocaron ayer una huelga para mañana en protesta contra este plan de reducción de empleo. Pese a que los resultados de este año serán positivos, Carlos Goshn, el patrón del constructor francés, considera que la coyuntura económica mundial les obliga a replantearse su producción en Europa.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS