La crisis del ladrillo deja ya 800 parados en Bailén

"El sector está en caída libre". De esta forma tan contundente definía ayer José Alcalá, presidente de la Asociación de Ceramistas de Bailén (Jaén), la situación de este gremio que acapara el 45% de la población activa en esta localidad de algo más de 18.000 habitantes.

La crisis de la construcción se está cebando con especial crudeza en este municipio, que concentra el 18% de toda la producción nacional de ladrillos, tejas y cerámica industrial, con 13.000 toneladas diarias. En concreto, el número de desempleados se ha incrementado en 400 personas en los últimos cuatro meses, lo que eleva a 800 la cifra de parados desde el inicio de la crisis económica.

El propio alcalde de Bailén, Bartolomé Serrano, admitió ayer que el número de desempleados que hay en la actualidad en Bailén, unos 1.400 (contando todos los sectores productivos) está muy por encima del paro estructural que solía registrar la población antes de esta crisis, cifrado en torno a 600 personas.

Buena culpa de ello la tienen los nueve expedientes de regulación de empleo presentados en el último trimestre por las industrias bailenenses. Otras muchas han aprovechado la época estival para realizar paros técnicos de varias semanas de duración.

Los sectores presentes en la Mesa por el Empleo de Bailén pidieron ayudas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS