Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Santiago estrena un centro de alta tecnología

El Centro de Novas Tecnoloxías de Galicia ofrecerá una formación "puntera y moderna" que pretende mejorar "la cualificación profesional" de los trabajadores gallegos e incrementar "la competitividad de las empresas del país". Así lo recalcó ayer el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, tras la firma de un protocolo de colaboración con 10 firmas internacionales especializadas en el ámbito de las nuevas Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC), en Santiago.

El acto, presidido por Touriño, a quien acompañó el conselleiro de Traballo, Ricardo Varela, sirvió para inaugurar el centro formativo, que pretende ser un "referente en la dinamización de las nuevas tecnologías a nivel mundial", en palabras del propio Touriño. El Centro de Novas Tecnoloxías de Galicia impartirá los cursos más demandados por el sector y expedirá un título acreditado por los distintos fabricantes de software para facilitar su integración en el mercado laboral. Será una oferta "especializada y gratuita" que permitirá acceder a esta formación a todos sus demandantes, "independientemente de su poder adquisitivo", prometió Touriño.

El proyecto contó con una financiación de 4,5 millones de euros aportados por la Consellería de Traballo. El titular de este departamento, Ricardo Varela, recalcó la necesidad de crear estas instalaciones para "responder a las necesidades del sector de las TIC" y apeló a la colaboración entre la Administración pública y el ámbito empresarial para que "la formación sea certificable y con alcance internacional".

Microsoft e IBM

Touriño coincidió con Varela en la importancia de que sea "una formación certificable por el fabricante", para favorecer la inserción y promoción profesional de los alumnos. El presidente también subrayó que iniciativas como esta cobran una mayor importancia "en momentos de dificultades económicas" para favorecer la movilidad y la recolocación de los trabajadores procedentes de otros sectores en crisis, como el de la construcción.

Los representantes de empresas internacionales firmantes del protocolo, como IBM, HP, Microsoft Ibérica o Cisco Systems, aplaudieron esta iniciativa debido al déficit de profesionales capacitados para el sector de las TIC, que fue cifrado en 40.000 trabajadores para España y 500.000 para el conjunto de Europa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de septiembre de 2008