El Poder Judicial levanta la suspensión al juez que asesoró al 'sheriff' de Coslada

El magistrado facilitó datos a Ginés Jiménez sobre la investigación de sus delitos

Apareció en las grabaciones telefónicas que destaparon la trama de extorsiones y corrupción en el cuerpo de la Policía Local de Coslada (Madrid) asesorando a su presunto cerebro y principal implicado, Ginés Jiménez. A pesar de ello, el juez sustituto Carlos Nogales, que estuvo al frente del juzgado de instrucción 3 de ese municipio, podría volver a poner sentencias. El Poder Judicial ha levantado su suspensión debido a que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) archivó la investigación contra él por supuestas coacciones relacionadas con el caso Coslada. El tribunal no considera delito la relación de Nogales y Ginés, aunque cree que el juez cometió una falta disciplinaria muy grave que podría expulsarlo de la judicatura.

Más información

Basándose en las grabaciones telefónicas practicadas a Ginés Jiménez, la policía concluyó en el sumario que Nogales mantenía con Ginés, el sheriff de Coslada, "una relación de amistad" que iba mucho más allá de una "buena relación institucional". El juez, según los agentes, "informaba a Jiménez puntualmente de las causas judiciales en que tiene interés éste".

Uno de los casos en los que medió era la denuncia de la compañera sentimental de uno de los policías supuestamente corruptos, Adrián Jaramago (actualmente en prisión provisional), contra el agente por violencia machista. "Nogales informa de los pasos seguidos en el juzgado, hasta el punto de asegurar a Ginés que si el fiscal no toma ninguna determinación, él mismo va a advertir a la testigo protegido de las consecuencias negativas que para ella puede suponer el acercarse por las dependencias de la policía local".

El TSJM abrió una investigación contra el juez para aclarar si mediante esas afirmaciones había cometido un delito de coacciones contra la testigo protegido que se archivó el pasado 23 de junio, aunque la resolución judicial confirma la estrecha relación que Nogales tenía con Ginés Jiménez.

"Es cierto", redacta el magistrado instructor, José Manuel Suárez Robledano, "que el denunciado Carlos Nogales (...) facilitó a Ginés Jiménez Buendía datos de los que tenía conocimiento en razón de su cargo" respecto de la "denuncia del policía local Adrián Jaramago contra su ex pareja". Esa transferencia de información entre el juez y el policía corrupto se realizó, según el auto, "para comprobar hechos referentes a los delitos investigados dentro de una trama constitutiva de delitos de amenazas, secuestro, prostitución, cohecho, tráfico de influencias, prevaricación y estafa"; es decir, la trama de corrupción de la policía local de Coslada liderada por Ginés Jiménez que investiga el Juzgado de Instrucción 21 de Madrid.

Suárez Robledano considera que "no ha quedado plenamente acreditada la comisión de un delito de coacciones" por parte del juez Nogales, por lo que decide archivar su investigación. Sin embargo, envía las transcripciones de las conversaciones telefónicas entre el juez y Ginés y el propio testimonio de Nogales al Consejo General del Poder Judicial por considerar que podrían suponer una falta muy grave de "revelación de hechos o datos conocidos en el ejercicio de su función", sancionada con suspensión temporal, traslado forzoso o expulsión de la judicatura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 03 de septiembre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Escaparate

Lo más visto en...

Top 50