Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ginés Jiménez: "Soy autoritario pero no un delincuente"

El ex jefe de la Policía Local de Coslada asegura tras declarar ante el juez que es víctima de un "acoso brutal policial"

El ex jefe de la Policía Local de Coslada (Madrid), Ginés Jiménez, ha declarado este viernes ante el juez que investiga la supuesta trama de corrupción policial. A la salida del juzgado ha manifestado que, pese a que es "autoritario", no es un delincuente.

"Soy autoritario pero no un delincuente", ha asegurado Jiménez a los periodistas tras salir del Juzgado de Instrucción número 21 de Madrid, donde ha sido trasladado desde la cárcel de la carretera de Alcalá-Meco, en la que permanece desde el pasado 12 de mayo, para declarar como imputado por un supuesto delito de blanqueo de capitales derivado de la Operación Bloque.

El juez Eduardo Cruz Torres ha interrogado también como imputados por ese delito a la mujer y al hijo de Jiménez, María del Carmen Pérez Martínez y Ginés Jiménez Pérez.

Al tiempo que los agentes de la Guardia Civil se llevaban al ex jefe de la Policía Local de Coslada tras su declaración, éste ha culpado de su situación a la Unidad de Delincuencia y Crimen Organizado (UDYCO) -que destapó la supuesta trama de corrupción- y ha dicho que es víctima de un "linchamiento" y un "acoso brutal policial".

"Me están fulminando", se ha lamentado Jiménez, quien ha indicado que no está en prisión preventiva por los delitos que supuestamente ha cometido, sino porque se ha hecho "muchos enemigos".

Respecto al supuesto delito de blanqueo de dinero, según ha explicado el abogado Oskar Zein, su cliente y la mujer de éste han asegurado que desde diciembre de 2002 hasta que Jiménez fue detenido "vivían de sus ahorros", que ascendían a unos 90.000 euros y que guardaban en una caja fuerte en casa que sólo "la abría y cerraba" el ex jefe de la Policía Local.

27.000 euros como 'relaciones públicas'

Durante ese tiempo no han utilizado el dinero de la cuenta donde ingresaban el sueldo a Jiménez, excepto para los gastos habituales del domicilio (luz, agua,...), según han manifestado los acusados, que han relatado que desde 1987 a 1997 vivieron en un piso alquilado y que para comprar su vivienda familiar, que les costó 21 millones de las antiguas pesetas (126.212 euros), solicitaron dos créditos.

El hijo, por su parte, ha contado que el piso que compró en 2006 le costó 213.000 euros y ha detallado que 120.000 euros se los dejó un empresario amigo de su padre, 27.000 eran de lo que él había ganado trabajando como relaciones públicas de discotecas entre 2004 y 2007 -período en el que ahorró, según ha dicho, 65.000 euros-, 30.000 lo tenía ahorrados de "la comunión, los cumpleaños, los Reyes" y otros 35.000 euros se los prestó su padre.

Este préstamo del padre ha sido el motivo para justificar los ingresos de entre 1.000 y 1.600 euros que figuran en la cuenta de Ginés Jiménez, ya que el hijo le iba devolviendo los 35.000 euros poco a poco.

A la vista de estas declaraciones, Zein, que ha calificado a la familia como "muy ahorradora", va a solicitar el archivo de esta causa al considerar que ha quedado claro el dinero que tenía su cliente y de dónde procedía.

La mujer y el hijo de Ginés fueron detenidos el pasado 30 de septiembre como sospechosos de colaboración en un delito de blanqueo de capitales y se acogieron su derecho de no declarar ante la policía, tras lo que fueron puestos en libertad en calidad de imputados.