Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La fidelidad se recompensa

Random House Mondadori da un mes sabático a los 10 años de trabajo

El reto actual de las empresas españolas es atraer, retener y comprometer a los mejores profesionales, cuyos deseos y prioridades son diferentes que los de hace unos años. Ahora mismo, las personas valoran disponer de más tiempo libre que de más dinero. De ahí que cada vez más compañías promuevan iniciativas encaminadas a hacer realidad esta necesidad emergente.

Entre otras políticas relacionadas, destaca la implementada por el grupo editorial Random House Mondadori, que el año pasado comenzó a premiar la fidelidad de sus empleados, regalando un mes sabático a aquellos que llevaran 10 o más años en la compañía. Y lo cierto es que muchos de ellos ya han disfrutado de estos 31 días de desconexión remunerada. De las 350 personas que trabajan en España, 97 alcanzaron esa cifra en 2007 y más de un centenar lo han hecho o van a hacer este año.

La promotora de esta iniciativa, pionera en el sector editorial español, es la directora de recursos humanos de Random House Mondadori, Marta Grau, que "gracias a la complicidad del director general" tiene "muy en cuenta" las propuestas obtenidas a través de las encuestas de clima que realizan anualmente en la compañía. No en vano, "son la base de futuras medidas que promuevan la humanización de las condiciones laborales de nuestra empresa". Y añade: "Hace muchos años que sabemos que el bienestar de nuestros trabajadores es lo que más favorece la cuenta de resultados".

Aunque en otras empresas a veces se utilizan estos premios para compensar a sus trabajadores por sufrir jornadas laborales interminables, en el caso de esta compañía se trata más bien de una medida que complementa su flexibilidad horaria. Así, la mayoría de empleados de Random House Mondadori dispone de flexibilidad para entrar y salir del trabajo, con un horario de 9 a 18 horas, que los viernes y vísperas de festivo se acorta hasta las tres de la tarde, al igual que en junio y julio, en los que se hace jornada intensiva.

Entre otros empleados que ya han disfrutado del mes sabático se encuentra Dora Hernández, directora del departamento de derechos de autor, que lleva 30 años en la empresa. "Es el mejor regalo que me podían haber hecho", confiesa. "Aproveché para estar más tiempo con mi familia y para viajar sola, algo que en otras circunstancias no hubiera podido hacer", sonríe. Y lo cierto es que Grau reconoce que ya está trabajando en nuevos retos para mejorar la calidad de vida de su plantilla, cuya rotación es inferior al 2%. "El siguiente paso es introducir la posibilidad de trabajar desde casa", señala. -

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 31 de agosto de 2008